AG Noticias
Departamentales

Por no pagar, la Comuna de La Bolsa fue dada de baja del servicio de cobertura médica

Por no pagar, la Comuna de La Bolsa fue dada de baja del servicio de cobertura médica

Desde el 1 de noviembre, la Comuna de Villa La Bolsa no cuenta con los servicios de Paravachasca Salud para la correspondiente cobertura médica para sus dependencias.

El servicio de cobertura lo cubría, desde hace muchos años, esta empresa con sede en la misma localidad. Esto hacía que las emergencias médicas pudieran atenderse con la presteza y la rapidez que ameritan estas situaciones.

Pero el atraso en los pagos del servicio contratado fue acumulando meses. Así, la Comuna ingresó en un estado de morosidad luego de 3 meses sin abonar. Concretamente, la empresa reclama el pago del servicio durante los meses de agosto, setiembre y octubre del corriente año.

En una nota dirigida a la jefa comunal Verónica Diedrich, fechada el pasado 21 de octubre. Se le recuerda la situación, y se hace referencia a que desde el mes de julio se encuentran sin contrato. En la misma nota, se da aviso que de no regularizar la situación, cesaría el servicio desde el 30 de octubre.

Ahora, bien. Si Paravachasca Salud dio por caído el convenio ante la falta de pago. ¿Cómo se cubren en tiempo y forma las emergencias médicas que pudieran suscitarse en ámbitos comunales?

Buscando la respuesta

Habida cuenta que la Comuna siempre ha esgrimido en su política de «Gobierno Abierto», la transparencia a través de la publicación de las resoluciones en su página web, hacia allí se dirigió la investigación. El objetivo, con la temporada de verano en ciernes, era encontrar la respuesta a esta pregunta.

Informativamente, están publicadas las resoluciones del año 2022. Pero allí no hay ninguna que indique que la Comuna haya cerrado trato con alguna nueva empresa de servicios de emergencias médicas. Claro está que también pueden celebrarse contratos de servicios sin emitir una resolución previa, valga la aclaración. Cabe decir que pese a que la Comuna tiene un aceitado sistema de difusión de sus actividades, a través de éste tampoco nunca se informó acerca de ningún nuevo convenio que hubiera sido firmado al respecto.

Esta situación se conoce pocos días después que -por ejemplo- se cortara la cinta inaugural del nuevo polideportivo donde muchos niños y jóvenes van a practicar deporte. Amén de la actividad diaria que se realiza en distintas dependencias comunales (Sala Cuna, sin ir más lejos) que -de guiarse por la inexistencia de la correspondiente resolución- estarían hoy sin cobertura.

Si se firmó o no un contrato con alguna empresa, nunca fue publicado ni dado a conocer a los vecinos. Lo que ya de por sí significaría cuando menos una falta de atención hacia ellos, los beneficiarios ante una adversidad médica.

laporta