AG Noticias
Sociedad

Ximena López: una bailarina y profe de danza que le hace frente a la pandemia

Ximena López: una bailarina y profe de danzas que le hace frente a la pandemia

La joven altagraciense, a razón de la pandemia, vio afectada su situación económica, pero sin embargo continuó encontrando en la danza su gran cable a tierra.

Ximena López es una joven bailarina y profesora de danza de nuestra ciudad, que a razón de la pandemia por Covid-19 vio modificada y perjudicada su profesión.

Recordemos, que a razón de que se decretó el aislamiento obligatorio, por mediados de marzo, las reuniones entre varias personas y en lugares cerrados, debieron ser suspendidas; incluyendo esto a las clases de danza.

De esta manera, Ximena, de 24 años de edad, perdió sus ingresos mensuales, como así también vio modificada su actividad diaria en relación a la danza, que además de ser su trabajo es su pasión.

Por tal motivo, con el pasar de las semanas se debió recurrir a otras metodologías para poder dar las clases; teniendo la esperanza que para el mes de julio, «sí todo va bien», las actividades puedan retornar, protocolo mediante, de manera presencial.

A razón de ello, desde AG Noticias decidimos dialogar con la bailarina altagraciense, para que nos cuente su parecer y de qué manera esta pandemia la terminó afectando.

Ximena es profe de danza -de tres talleres- en el Galpón Cultural Mario Cornejo, desde el año 2014; y hasta antes del aislamiento obligatorio, dictaba sus clases los días martes y jueves de 18 a 21 hs.

¿De qué manera te afectó la pandemia?

Creo que como a la mayoría de las personas me afectó desde el lado económico, ya que mi único trabajo es este y mi sueldo depende de las cuotas de mis alumnas. Sólo pude dar clases una semana porque de inmediato se ordenó la cuarentena. Comencé a dar clases este mes vía online; ya que no sabía cuánto tiempo más iba a durar está situación y algunas alumnas comenzaron.

¿Tus alumnas se comunicaban con vos a razón de no darse las clases?

Si, ¡todo el tiempo! El primer mes de cuarentena, tuvimos una clase por Facebook. También yo mandaba videos míos bailando, con algunas pasos, para que ellas los aprendieran y me los enviaran; pero además de todo lo que implica la danza, tengo una excelente relación tanto con mis alumnas como con sus mamás y estuvimos en contacto permanente, preguntando cómo estábamos pasando toda esta situación.

«La danza antes de ser para mí un trabajo es principalmente mi pasión! Porque es algo que hago desde los dos años. La danza es una forma de vida, una forma de sacar lo que tenemos en nuestro interior. Cuando comienzo una clase es imposible no evadirse de todo lo que me aflige y ni hablar del amor sincero que recibo de mis alumnas. Eso es todo para mí.«

Por otra parte, de manera particular o junto con colegas, ¿se pensó en alguna especie de protocolo para el retorno de la actividad?

Los directores del galpón, Mario Siandro y Vilma Barenghi, sé que tuvieron una reunión con el intendente y otros profesores de otras escuelas por este motivo. Ya ahora en julio comenzamos, pero estamos esperando indicaciones para obviamente volver con todas las precauciones.

«Por lo pronto en este tiempo aproveché para tomar clases de varias disciplinas y con maestros de otros países que a causa de estar todos en la misma situación daban clases vía Instagram. Intenté mantener el cuerpo y la mente ocupada. Creo y espero que la gente haya tomado conciencia de la importancia del ARTE porque realmente creo que fue protagonista de todo esto! Quizás porque había tiempo ahora para leer un libro, escribir, BAILAR, etc.»

laporta