fbpx
AG Noticias
Deportes

El impresionante video de la demolición del estadio de Detroit Pistons

El emblemático Palacio Auburn Hills, hogar de los Pistons durante 30 años fue reducido a escombros en la capital de Michigan.

Demolieron el Palacio de Auburn Hills, donde la escuadra de Detroit ganó dos de sus tres campeonatos de Liga en 20 años.

Ayer sábado demolieron el estadio en el que Detroit Pistons hizo de local durante 30 años, El reducto en el que se escribieron muchas páginas de la historia grande de la NBA dejó de existir. Allí se levantará un nuevo emprendimiento

El legendario Palace of Auburn Hills, el estadio que fue la «casa» de los Pistons, pasó a la historia. Un pedazo importante de la historia moderna de la National Basquetball Association (NBA) se ha extinguido este sábado, luego que el escenario donde los Detroit Pistons se convirtieron en los Bad Boys y lograron sus tres títulos de Liga (1989, 1980 y 2004), ha sido finalmente demolido.

Allí, los Pistons llegaron tras 10 años jugando en el Estadio Pontiac Silverdome, y el año 2017, donde fue usado por última vez para eventos deportivos y musicales, tras la partida del equipo al Little Caesars Arena.  

En este escenario, nacieron los conocidos Bad Boys, liderados por Isiah Thomas, Bill Laimbeer y Dennis Rodman; se convirtieron en el equipo más odiado de la NBA, y ganaron dos títulos consecutivos en las temporada 1988-89 y 1989-90; 14 años después, comandados por Richard Hamilton y Chauncey Billups, lograron su último campeonato, en el 2004 venciendo a Los Angeles Lakers.

No fue todo en la historia de la que fuera considerada la arena más grande del básquetbol profesional, con capacidad para 23 mil personas. También albergó los tres campeonatos de WNBA que ganó Detroit Shock en 2003, 2006 y 2008; franquicia que finalmente se trasladó hasta Tulsa en el 2010.

Pero este pabellón también fue testigo de la pelea más polémica en la historia de la Liga. Fue cuando en noviembre de 2004 jugadores de los Pistons e Indiana Pacers se enfrentaron a golpes de puño y puntapiés; un dudoso honor que además terminó con jugadores atacando a espectadores involucrados en la bronca. 

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.