fbpx
AG Noticias
Provinciales

Río Tercero: tras la reapertura, hubo inconvenientes en bares nocturnos

Bares nocturnos, restaurantes y confiterías volvieron a abrir desde el jueves pasado en el interior de Córdoba, como un nuevo paso dentro de la fase de «distanciamiento social, preventivo y obligatorio» por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo en Río Tercero no ocurrió exactamente como esperaban las autoridades. El intendente Marcos Ferrer recibió innumerables reclamos de vecinos por el incumplimiento de protocolos, sobre todo en los bares nocturnos, que están autorizados a trabajar hasta las 2 de la madrugada.

«El problema estuvo en el distanciamiento social, gente que da vueltas por el bar, cambia de mesas y no respeta el grupo de personas con el que fue«, expresó Ferrer a El Doce, y sostuvo que no reportaron inconvenientes respecto al horario y a la cantidad de visitantes permitidos por lugar. 

El intedente aseguró que se realizaron controles por parte de Defensa Civil y Policía durante este primer fin de semana de habilitación; y volvió a pedir por la colaboración de los ciudadanos. «Estamos transitando una nueva fase y es importante la responsabilidad de la gente.

Hay cosas que son más difíciles de controlar y se nota una cierta relajación, sobre todo en el tema del distanciamiento y en el uso del barbijo. Un bar no puede convertirse en un boliche«, indicó. 

A pesar de las quejas reportadas la intención del Gobierno municipal es continuar con la flexibilización y no dar marcha atrás; aunque Ferrer anticipó que si vuelve a suceder el fin de semana que viene «indudablemente clausuraremos lugares o hasta volverán las restricciones».

Ferrer y su equipo se reunirán este lunes con los dueños de bares nocturnos para intensificar los controles dentro de los establecimientos y evitar las dificultades que ocurrieron en la localidad. 

Fuente: El Doce TV

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.