fbpx
AG Noticias
Locales Turismo

La Paisanita: un tesoro turístico a 12 km de la ciudad

La Paisanita, un tesoro turístico

Por la ruta de Alta Gracia o por la de La Bolsa, se puede acceder un verdadero tesoro turístico. La Paisanita se constituye como un paraje único y distante de conglomeraciones.

A sólo 12 km. de la ciudad de Alta Gracia y a un poco más de 50 km. de la capital cordobesa, se encuentra el paraje de La Paisanita. Un lugar maravilloso, no sólo por su paisaje natural sino por la claridad de su río, la presencia de arena en las orillas y sobretodo, la calma del lugar. Un tanto escondida entre caminos de tierra, el paraje se extiende a orillas de una profunda quebrada que forma el río Anisacate

Ingreso a La Paisanita

Según datos del último censo nacional (2016), en la zona viven alrededor de 200 personas que permanecen durante todo el año. Pero durante la temporada veraniega, el número de visitantes crece debido a las diferentes hosterías y complejos de cabañas presentes en el lugar.

El hongo es la edificación más distintiva y representativa de la zona, ya que está construido en medio del cauce del río Anisacate. La estructura posee un pequeño balcón que funciona como mirador al río y es el escenario preferido por los visitantes que llegan hasta aquí. En sus comienzos, allá por 1945 –cuando nació el pueblo gracias a los hermanos Ernesto y Luis Milani– el hongo tuvo un kiosco para atender a los turistas que iban a la playa. Y si bien en 1975 una importante creciente se llevó al viejo hongo, dejando sólo hierros retorcidos, no se tardó mucho en reconstruirlo y hoy continúa siendo un símbolo de la comuna. 

La estructura fue re construida luego de una crecida del río Anizacate

Es necesario aclarar que el ingreso al río tiene un costo por automóvil y cuenta con los servicios de bajada al río, dos asadores y dos baños químicos.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.