AG Noticias
La Educación sobre la Mesa

La Educación sobre la mesa. Hoy: «Reunión de padres, encuentro de acuerdos (Parte 2)»

La Educación sobre la mesa. Hoy: "Reunión de padres, encuentro de acuerdos (Parte 2)"
Por Laura Iglesias (Especial para «La Educación sobre la Mesa»)

En un mismo lugar se dan cita diferentes posiciones con sus respectivos intereses, sobre un tema en común, con el desafío de encontrar acuerdos.

En la anterior columna, «Reunión de padres, reunión para la unión», invitamos a repensar la importancia que estas instancias representan en la dinámica de las Instituciones Educativas. Como así también establece claramente que la interacción de mensajería instantánea en un grupo de WhatsApp no reemplaza una Reunión de Padres y Escuela.

Haciendo referencia a que uno de los objetivos principales que revisten estas convocatorias es la de encontrar y favorecer un momento y espacio de reflexión sobre la necesidad de tomar conciencia de la importancia del trabajo conjunto entre la formación familiar y la escolar. Ello para contribuir a la concreción de la calidad de la enseñanza y prevención del fracaso escolar; a comprender el valor del papel que cumple en la educación de sus hijos la comunicación familiar; y el promover la significancia de la formación integral de la persona a través de la trayectoria escolar.

Educarnos todos para los acuerdos

Quienes validamos con nuestra presencia estas Reuniones de Padres somos nosotros, personas, con un rol que nos define dentro de la institución familiar.  Y en ese camino que transitamos como individuos para encontrarnos con el otro en los acuerdos, reparamos en que no es la única instancia en que necesitamos coincidir en puntos en común con un colectivo que nos rodea: familia, trabajo, distintas situaciones de convivencia. 

Y si hablamos de educación se encuentra un dato curioso: No hemos sido educados para su gestión, “gestionar soluciones”. En más de una ocasión asistimos a una reunión para sostener nuestros intereses. Esto puede hacerse visible adoptando diferentes apariencias: mala comunicación, intereses opuestos, opiniones encontradas, incompatibilidades, discusiones. Pero en el fondo todo eso es reflejo de la necesidad oculta de “tener la razón”. Y abriendo un fugaz paréntesis agregamos que un conflicto es la “representación mental” de un acontecimiento o situación. Una cosa son los hechos y otra las interpretaciones. Y es la interpretación de los hechos lo que posiciona en distintas veredas a las personas.

De hecho, ­muchas crisis empiezan desde la pura nada: un silencio, una omisión, una presuposición; un olvido, una creencia, una petición no expresada, un derecho imaginario… En realidad, nada ha ocurrido salvo la fabricación de un desacuerdo. Cerramos este paréntesis que nos permite remirar algunos preconceptos y estereotipos que automatizan nuestras formas de vincularnos con los otros.

Siempre es bueno repasar

Repasamos algunos ítems que favorecen la optimización de las Reuniones de Padres:

  • Convocar enfatizando la importancia que amerita la misma, y anticipación del o los temas.
  • Flexibilizar las opciones de asistencia, y modos de acceder al desarrollo de la reunión.
  • Preparar el aula o espacio de realización: disposición de las sillas, materiales, recursos tecnológicos, etc.
  • DESARROLLO IN CRESCENDO DE LA REUNIÓNEmpezar a tratar los temas generales para llegar a los más concretos e importantes.
  • VOCABULARIO ADAPTADOal nivel de los padres, lenguaje directo y sencillo. No hacer intervenciones demasiado largas.
  • PARTICIPACIÓN ACTIVA: de las familias. Importante que intervengan de forma ordenada, utilizar el recurso para el turno de palabra, moderar. Una idea sería pedir la participación voluntaria de uno de ellos como moderador, delegar en él. De esta forma nos podremos centrar en las distintas intervenciones.
  • Forma de hablar, emitiendo mensajes positivos, comunicarse de forma cordial, con afabilidad, demostrando disponibilidad, comprensión y apertura de miradas, respetando siempre las opiniones diferentes. Prescindir de los comentarios individuales, críticas y enfrentamientos (las referencias individuales sólo las haremos en entrevistas personales.)
  • AUTOEVALUARNOS: al término de la reunión para analizar nuestros puntos fuertes y posibles mejoras a tener en cuenta en las próximas reuniones. Contemplar la posibilidad de pasarles una evaluación objetiva (cuestionario) a las familias en la reunión.

 En todos los ámbitos: Todo problema tiene una o más soluciones, y ninguno carece de ella. Más bien es una cuestión de posiciones encontradas que no se encuentran. La realidad es que siempre hay una opción de acuerdo, que implica la capacidad de ser flexibles de manera equitativa.

En mi mundo la expresión «llegar a un acuerdo, a un compromiso» es sinónimo de vida. Y donde hay vida hay compromisos establecidos.

Amos Oz. (2006)

¡¡¡Que disfruten un lindo domingo!!!