fbpx
AG Noticias
Nacionales Salud

Ginés González Garcia tiene un hematoma subdural: «estoy fenómeno»

Las autoridades del Sanatorio Otamendi confirmaron que Ginés González García tiene un hematoma subdural. El ministro de Salud de la Nación seguirá internado hasta el jueves.

González García dijo que se encuentra en buen estado y dio detalles sobre los motivos de su internación. «Estoy fenómeno», aseguró en diálogo con Telenoche.

«Yo tenía que venir, porque tenía que hacerme un control de una cirugía que me hice hace un año, y aproveché para que me hicieran todos los análisis de laboratorio y tomografías por ese signo», detalló González García.

El funcionario llegó al establecimiento el miércoles por la mañana por su propios medios para realizarse un chequeo médico luego de sentir una molestia en su brazo y antebrazo izquierdo. Segun trascendio en medio nacionales, el ministro se encuentra «en buen estado clínico general, de buen ánimo y sin los síntomas que lo llevaron a consultar al médico».

Desde el Ministerio de Salud explicaron que González García tenía una «parestesia distal del miembro superior izquierdo», es decir un hormigueo en esa zona del cuerpo. «Se están realizando los estudios cardiológicos, neurológicos y traumatologicos correspondientes a fin de interpretar el origen de esta condición», agregaron desde el organismo.

¿Qué es un hematoma subdural?

El hematoma subdural es una colección de sangre acumulada entre la cubierta del cerebro conocida como “duramadre” y el cerebro, propiamente dicho. Esta condición podría derivar, por ejemplo, en convulsiones y/o epilepsia, explica el sitio Medline Plus -servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos-.

El hematoma subdural debe ser observado recurrentemente por un médico neurólogo para controlar y evitar que los coágulos aumenten.

Causas

Puede producirse por un trauma o contusión en la cabeza. También por diversos problemas en la coagulación de la sangre.

Síntomas

Los más recurrentes son dolores de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, desmayos, confusión, problemas de dicción, debilidad muscular, dificultad para tragar, somnolencia y alteraciones en la memoria.

Diagnóstico

Se diagnostica de dos formas: tomografía computada, un método rápido y sencillo. También por resonancia magnética, lleva un poco más de tiempo. Entre 15 y 20 minutos. El diagnóstico es inmediato ni bien finaliza el estudio. En función del estado neurológico asociado a las imágenes tomadas del paciente, el médico determinará el tratamiento.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

AGNoticias