fbpx
AG Noticias
Departamentales

En Anisacate reclaman obras urgentes sobre el río

En Anisacate reclaman obras urgentes sobre el río

En Anisacate, un grupo de vecinos volvió a reclamar por obras urgentes en el río. Manifestaron estar «cansados» de presentar notas y fotos, sin respuesta por parte de las autoridades. Además, denunciaron «aprietes» por parte del municipio.

Las obras que se reclaman sobre el río Anisacate apuntan a solucionar problemas acuciantes en ese tramo del río. Las crecientes que habido los últimos años se llevaron gaviones y muros de contención que protegían las propiedades ribereñas.

Hoy, el cauce del río ha socabado los márgenes y convertido en peligrosos acantilados que se acercan a las viviendas. «Una creciente fuerte más, y se termina de comer todo ese terreno y se lleva la casa», explicó Mary, una de las manifestantes.

La destrucción de esos muros de contención han cambiado la fisonomía del río junto al puente de Ruta 5. Hoy, las piedras le han ganado a la arena sin que nadie trabaje al respecto.

Los vecinos presentaron copias de notas elevadas en su momento a distintos funcionarios provinciales, e incluso al propio Gobernador Schiaretti. «Desde 2014 enviamos notas, hemos seguido los canales administrativos, como debe ser. Nunca tuvimos una sola respuesta de todas estas notas que presentamos, nunca nadie dio soluciones. Hacemos responsables a Recursos Hídricos, a la Municipalidad y a los funcionarios que corresponda, de lo que pueda suceder en el río», afirmaron.

Entre otras cosas, hicieron denuncias sobre tala indiscriminada de árboles, canteras de áridos que funcionan sin autorización, y hasta alguna presión por parte del Intendente Ramón Zalazar. «Hace 29 años que vivo acá y esto es mío (mostró la escritura del terreno). Cuando hablé con él, me dijo que cuando yo le de una parte de mi terreno, me iba a solucionar los problemas. Obvio que le dije que no, que lo mío no lo toca nadie«, denunció María Cristina Sartori, dueña del camping junto al puente carretero.

Los vecinos reclaman y denuncian. Más allá de lo que cada una de las partes pueda argumentar a su favor, el escenario habla por sí mismo. Una estación de medición de caudal que está fuera de funcionamiento por falta de mantenimiento, el río que come los márgenes poniendo en riesgo propiedades y el cauce del Anisacate lleno de piedras, hierros y desechos de cemento que arrastraron las crecientes.

Se hace necesario que alguien haga algo. Por los vecinos que durante todo el año viven en la zona y pagan sus impuestos; y por los turistas, su bienestar y su seguridad que hoy está en riesgo.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.