fbpx
AG Noticias
Deportes

El día que Passarella excluyó a los homosexuales de la Selección Argentina

Cuando el tema del fútbol y los homosexuales era más tabú que ahora. Porque sigue siendo tabú en un ámbito estrictamente machista como es el deporte más popular del mundo.

El día del Orgullo Gay se celebra hoy por todo el mundo y aprovechando esta fecha recodamos uno de los capítulos más polémicos que protagonizó Daniel Passarella. Fue hace 25 años cuando era seleccionador de Argentina. El DT se mostró rotundo en El Gráfico cuando se le preguntó si convocaría alguna vez a un homosexual. Su respuesta fue negativa y abrió un debate que hoy en día se zanjaría por la vía rápida.

Días más tarde, Passarella fue de nuevo cuestionado por su posición ante los homosexuales en el fútbol y mantuvo su postura. «Me preguntaron si convocaría a un jugador homosexual y dije que no. Porque es un gusto personal. Como por ahí no me gusta un jugador demasiado alto… Este es un país democrático y yo no estoy en contra de los gays, simplemente que en mi trabajo no lo permitiría«, explicó.

También tuvo más decisiones polémicas como la de dejar fuera de la Selección a Fernando Redondo por llevar el pelo largo. Otros como Gabriel Batistuta y Juan Pablo Sorín tuvieron que pasar por la peluquería.

Juan Pablo Sorín sufrió otra de las necedades del Kaiser. Al igual que Batistuta tuvieron que cortarse el pelo para poder jugar en la Selección.

Diego Armando Maradona, cuya relación con Passarella no fue buena, no dudó en su momento en responderle y le criticó duramente. «Tiene una mentalidad de la edad de piedra, es un retrógrado. Además si alguien que es gay hace tres goles por partido, vamos a ver qué director técnico no lo cita. No puede ser tan tajante, hay que tratar de dejar bien paradas a las personas y no meterse en sus vidas privadas», le recordó.

Y fue más allá: «Nuestra relación es irreconciliable y, además, no soy homosexual pero uso pendiente». Un año más tarde, Maradona también protagonizó un beso con Caniggia que dio mucho que hablar. Fue un 14 de julio de 1996, cuando se dieron un pico en un Boca-River que generó todo tipo de comentarios.

Entrenadores como Ramón Díaz, Carlos Bianchi y Héctor Cúper prefirieron no contestar si tendrían en sus equipos a un jugador homosexual, pero otros técnicos de la Liga argentina sí que mostraron su rechazo a las palabras de Passarella, así como otras personas de distintos ámbitos de la sociedad.

Afortunadamente, los tiempos han cambiado y hoy en día ya no existen tantos prejuicios como hace algunos años. Bien es cierto que en el fútbol masculino la homosexualidad parece más un tema tabú y son pocos los casos que se conocen.

Por ejemplo, en Argentina todavía no hay ningún futbolista de élite que haya declarado su homosexualidad. Sólo Nicolás Fernández, arquero del Club General Belgrano, de la Liga Cultural de La Pampa, ha salido públicamente a hablar de su condición sexual. Lo hizo hace justo un año y lo anunció por sus redes sociales. «Soy feliz. Gracias a quienes lo entienden. Y perdón a quién no. Un género no determina nada y mucho menos habla de quién soy como persona. Estoy enamorado y sí, de alguien de mi mismo sexo«, escribió.

Declaración tras retirarse

En el resto del mundo han salido más futbolistas pero algunos como el inglés Thomas Beattie prefirió anunciarlo públicamente una vez retirado. El miedo al rechazo le hizo permanecer en silencio mientras estaba en activo. «Nunca pensé en salir del armario mientras jugaba. Literalmente sentí que tenía que sacrificar una de las dos cosas: quién soy o el deporte que siempre he amado. Como atleta, nadie te ayuda a hablar de algo así, es por eso que quería compartir mi historia«, reconoció.

Otro que también manifestó públicamente su condición sexual una vez colgó las botas fue el alemán Thomas Hitzlsperger. Caso similar al estadounidense Robbie Rogers.

Justin Fashanu se le considera el primer jugador profesional que se declaró homosexual. Lo hizo en 1990, pero por diferentes motivos tuvo un trágico final. En 1998 se suicidó.

Megan Rapinoe, lesbiana orgullosa

En el fútbol femenino sucede todo lo contrario que en el masculino. Son muchas las jugadores que han desvelado que son lesbianas. La más famosa es la mejor jugadora del mundo: Megan Rapinoe. Y su pareja también es deportista. Sue Bird es jugadora de basquetbol.

Facundo Imhoff: «Decidí contarlo para sentar un precedente positivo»

Fue el primer deportista de élite argentino que admitió ser gay. La la figura de la selección de vóley quiso hablarlo públicamente para ayudar a otros que puedan estar en su misma situación. Sin embargo, tiene claro que en otros deportes como el fútbol es más complicado que salgan casos. «Es muy masivo y muy machista«, indica siempre que se le pregunta.

Sebastián Vega declaró su homosexualidad con una emotiva carta

En otras disciplinas son muchos los deportistas que han salido abiertamente a reconocerlo sin ningún tipo de problema. Y lo hacen porque pretenden que se vea con total normalidad. Como Sebastián Vega, alero del Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia y primer jugador de basquetbol argentino en declararse homosexual. En su caso lo anunció a través de una carta en la que contó todo el sufrimiento sufrido en el pasado hasta ser libre para hablar del asunto.

Su historia y su valentía para expresarla al mundo fue aplaudida por muchos, entre ellos Facundo Campazzo. «Te admiro mucho por la valentía de sacar esta carta y también me duele que hayas sufrido tanto. Tenemos que avanzar, la sexualidad de cada persona no debería ser cuestionada«, le respondió. Unas palabras que dejan claro que el amor debe ser libre. Y en el deporte, también.

Nota de Sonia Gaudioso, aparecida en Marca

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.