fbpx
AG Noticias
Departamentales

Villa La Bolsa: denuncian una nueva y grave irregularidad en la Comuna

Vecinos de La Bolsa vuelven a la carga por la Asamblea Extraordinaria

Como si fueran pocos lo motivos de descontento de los vecinos de Villa La Bolsa ante las decisiones que toma la gestión Diedrich, se suma ahora una grave denuncia que involucra a un arquitecto contratado por Comuna.

Villa La Bolsa vuelve a ser noticia. «En una actitud sorprendente y desapegada a la letra de la ley, la abogada de la Comuna Dra. Ivana Persichelli instruyó telefónicamente y en presencia de la Presidenta del Tribunal de Cuentas al Señor Arquitecto de la Comuna Juan Ferral para que NO RECIBIERA NI FIRMARA ninguna nota que ese cuerpo le dirigiera. Esta orden fue acatada ciegamente por el arquitecto, aun después de explicársele el contenido de la misma y desconociendo la responsabilidad profesional que le cabe», comunicó a los vecinos Liliana Flores, titular del organismo de control de gestión comunal.

Pero la gravedad de la denuncia no pasa sólo por responder, recibir o dejar de hacerlo ante una nota. Lo que pone una vez más el acento en la polémica es el contenido de la nota que pretendía elevársele al Arquitecto Juan Ferral.

La nota (aún no respondida) finalmente fue ingresada por Mesa de Entradas. Y tiene que ver con un pedido de explicaciones acerca de la funciones que cumple Ferral en la Comuna.

«Simplemente queremos conocer cuáles son, concretamente, las funciones que tiene a su cargo Ferral. Si uno se guía por las facturas que eleva a la comuna, notamos que hay una irregularidad flagrante ya que tiene una doble función que consideramos imcompatible», agregó Flores a la hora de ampliar sobre el tema.

¿De qué se trata?

De acuerdo a lo denunciado, Ferral estaría cobrando una cifra de dinero de la Comuna en concepto de arquitecto encargado de llevar adelante las obras correspondientes al Plan Aurora en la Escuela Atahualpa Yupanqui. Pero también cobraría por ser quien controle todo lo referido a esta obra.

«Esto es muy sencillo. Juan Ferral está cobrando por realizar la obra y por otro lado por supervisarla. De acuerdo a lo que hemos conocido, Ferral cobra por controlarse a él mismo. Si esto es así, es una barbaridad y queremos saberlo. Por eso pedimos por nota, que se nos eche luz sobre el asunto. Queremos saber si esto es así. Y no entendemos, si no hubiera nada fuera de lugar, por qué nos niegan la información», agregó la Presidenta del Tribunal de Cuentas comunal.

Pero lo que estaría fuera de lugar no sólo pasaría por esta supuesta doble función (y doble facturación) del arquitecto. «A los muchachos, los obreros que trabajan en la obra no se les brinda ni el más mínimo elemento de seguridad. Si un día tuvieran un accidente, además de tener que lamentar que se lastimaran, esto dejaría a la Comuna a las puertas de un conflicto que podría evitarse. Me llama la atención, por otra parte, que nunca haya una inspección para cerciorarse que las normas de seguridad en el trabajo se cumplan», dijo Flores.

Información denegada

El Tribunal de Cuentas, el órgano de control que debe tener una gestión, actúa (al igual que el resto del ente comunal), bajo los imperios de la Ley 8102. Para quienes no conozcan sus alcances, el Artículo 1º es claro:

Artículo 1º.­ La presente Ley regirá:
1) En los Municipios que no estén facultados para dictar su Carta Orgánica. 2) En los Municipios que no hayan dictado su Carta Orgánica, estando facultados para hacerlo. 3) En las Comunas.

En base a ello, el Tribunal de Cuentas, entre sus funciones cuenta con lo expresado en el Artículo 86 de la mencionada Ley:

Por ello, y volviendo los primeros tramos de este artículo, un párrafo aparte merece lo expresado acerca de la Dra. Ivana Persichelli, Asesora Letrada de la Comuna, bajo el análisis del Tribunal de Cuentas: «Baja órdenes de que no se nos entregue información violentando el artículo 86 de la ley 8102 que rige para el funcionamiento de los municipios y comunas en todo el territorio provincial. Por todo concepto, aduce que este artículo y esta ley no corre para la Comuna de Villa La Bolsa y que no podemos esgrimirlo. Es algo realmente insostenible desde lo jurídico».

Pero además, desde el Tribunal de Cuentas insisten en un punto que a todas luces suena atendible: «Para no llegar tarde a este tipo de hechos graves es que pedimos trabajar de acuerdo a la ley visando previamente las órdenes de pago y pudiendo acceder antes, a la documentación y los contratos. Lo que pedimos desde nuestra asunción es trabajar conjuntamente con la Comisión Ejecutiva. Así se evitarían las probables irregularidades que como bien digo, dejan a la Comuna en situación de posibles demandas judiciales». A esto, Liliana Flores agregó que «no pedimos hacer más que lo que dicta la Ley 8102 en su artículo 84. La ley la conocemos todos, sólo hay que aplicarla».

Historia repetida

Una vez más, la Comuna de Villa La Bolsa en evidencia. Otra vez la gestión de Verónica Diedrich es puesta en tela de juicio, sin que se den explicaciones (ni convincentes ni de escritorio) sobre los requerimientos de los vecinos.

Esta vez fue nuevamente la Presidenta del Tribunal de Cuentas. Días atrás fueron los vecinos autoconvocados en defensa de la Biblioteca. Anteriormente, otros vecinos se sintieron vulnerados por perfiles truchos en la redes que -denunciaron- responderían a la propia Comuna. Ninguno de ellos mereció la atención de la Jefa Comunal. Ninguno tuvo una explicación que llevara a tomar decisiones consensuadas con los vecinos.

Ahora, esta nueva denuncia vuelve a poner a Diedrich y a su gestión en un lugar de personalismo, alejado del pensamiento de los vecinos. Un sitio definitivamente incómodo.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.