fbpx
AG Noticias
Editorial

Reapertura de comercios: entre las urgencias y la responsabilidad

Desde el lunes, los comercios podrán abrir sus puertas. Un desafío para todos, que va entre las urgencias y la responsabilidad.

La decisión tomada ayer viernes por el COE Central permitirá que en nuestra ciudad vuelvan a abrirse los comercios. Aunque en horarios restringidos volverán a trabajar, lo que impone un nuevo desafío. El delgado límite entre las urgencias y la responsabilidad.

De más está decir que el sector comercial de nuestra ciudad viene sufriendo (como muchos otros, por cierto) las consecuencias del aislamiento social preventivo y obligatorio. Comercios que hace un mes o más que no abren sus puertas. Persianas bajas, impuestos que se acumulan, sueldos a pagar e ingresos nulos conformaron un peligroso combo que trajo alta preocupación por el presente y por el futuro. Todo ello impone un nuevo desafío que va entre las urgencias y la responsabilidad.

La flexibilización de las medidas preventivas significará para este sector un alivio a tantos días de incertidumbre. Aunque el horario permitido sea acotado, el solo hecho de poder poner sus productos o servicios a disposición del público ya es un aliciente para buscar recuperar algo del terreno perdido.

Cabe recordar que los comercios podrán atender desde las 14 horas y hasta las 20, de lunes a viernes. Los sábados, en tanto, podrán hacerlo de 8 a 13.

La otra parte de la historia

La vida es una moneda, y como toda moneda tiene dos caras. Que se haya flexibilizado la cuarentena no significa que haya pasado la pandemia. Que se habiliten posibilidades comerciales no es sinónimo que a partir del lunes hayamos ganado la batalla al maldito virus.

Por el contrario, estamos conviviendo con la pandemia, y tal vez en su etapa más crítica. Desde el lunes, con comercios abiertos, será el momento para ser más responsables que nunca. Extremar las medidas preventivas, guardar más que antes incluso la distancia social, no dejarnos superar por las ganas de socializar (lógicas, entendibles ganas), y recordar siempre que estamos en plena batalla contra un enemigo invisible y al acecho. Que espera que nos equivoquemos para atacarnos. A nosotros y a nuestros seres queridos.

Que Alta Gracia haya sido excluida de las zonas rojas habla de un buen comportamiento general y de planes que se fueron cumpliendo según lo previsto. Todos sabemos que un descuido, una relajación, sería el peor de los pecados.

No está de más decir que más allá de la posibilidad de reapertura de comercios, el salir a la calle solo por motivos ineludibles sigue siendo una norma a seguir; que si hay que salir, se salga un solo día por semana reuniendo todo lo que haya que hacer en esa sola jornada, y al volver a casa hacerlo con las medidas sanitarias de siempre y más que siempre.

Somos los guardianes de nuestra propia salud. Nunca nos olvidemos de eso.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Alta Gracia: con ojos del afuera

Pereyra

Los Aromos: nuevo esquema de flexibilización del aislamiento

Micaela Ibos

Salvavidas de plomo

Gamero

¿Cambiemos desnudó su interna en Peperina?

Gamero

La justicia ciega… y muda

admin

De morbo, fotos y doble moral

Belén Altamira

De a poco, los comercios vuelven a su horario habitual

Micaela Ibos

Pasión y razón: ¿ el despertar de la política?

Gamero

Soñar no cuesta nada, pero vale la pena

Gamero

Cansado de inadaptados, inútiles e incapaces

Gamero