fbpx
AG Noticias
Judiciales

Caso Ingratta: luchadoras finalmente en paz

Caso Ingratta: dos luchadoras, Julieta y Abril Goletti enviaron un mensaje a todas las víctimas de abuso sexual.

En el día ayer las víctimas del abusador Ángel Ingratta brindaron a la prensa detalles acerca de su causa. Lo hicieron con un mensaje de paz y aliento. Estas luchadoras se mostraron fuertes y desahogadas luego de tanto tiempo de batallar en busca de justicia.

Ayer martes, frente a Tribunales de nuestra ciudad tuvo lugar una rueda de agradecimientos en pos de dejar un mensaje de lucha y de paz. En el lugar se hicieron presentes las víctimas Julieta y Abril Golletti, su madre, abogados de la familia y representantes del Movimiento Feminista Silvestre. El encuentro se dispuso luego de que hace algunos días el acusado fuera alojado en el Complejo Penitenciario de Bouwer. Más que victimas, ellas son verdaderamente luchadoras.

Detalles de la causa.

Ángel Ingratta, empresario local fue sentenciado días atrás por el Tribunal Superior de Justicia a cumplir 6 años de condena bajo la caratula de «abuso sexual calificado». Estos actos aberrantes fueron en contra de sus dos sobrinas, en aquel momento con la edad de 6 y 7 años de edad respectivamente. Julieta y Abril, estaban bajo la guarda y custodia de acusado, lo que le implica lo de «calificado» por abuso sexual de las menores.

Las víctimas del hecho denunciaron el delito frente a la justicia en el año 2014. Sin embargo, en diálogo con AGNoticias contaron que el proceso para llegar a la acusación firme, comenzó meses antes. La línea temporal de la causa nos lleva al ente de Violencia de Género en Córdoba, donde la madre de las víctimas se presentó para asesorarse sobre los pasos a seguir. Cabe destacar que una de estas luchadoras, denunció ante la justicia aún siendo menor de edad.

Desde el momento de la denuncia, comenzó un proceso largo y lento en la justicia. La trama de la causa lleva a relatar que luego de recabarse las pericias psicológicas y físicas, ésto dio pie para elevar el caso a la Cámara de Acusación.

Entre idas y venidas de la justicia de Córdoba y Alta Gracia el apoyo que necesitaron las víctimas fue fundamental. Es aquí donde aparece el «Movimiento Feminista Silvestre» que significó un gran apoyo desde lo psicológico para las chicas. Por otra parte también tuvieron la ayuda permanente del Polo de la Mujer (Violencia en Córdoba) donde las ayudaron a entender que «no hay nada más liberador que denunciar», nos aseguró Julieta.

«Nunca hay que dejar de creer y luchar con la fuerte convicción de que se va a lograr hacer justicia (…), siempre hay que mantenerse fuertes», aseguró Ricardo González, abogado de las denunciantes.

El proceso penal contó con al menos cuatro instancias de juicio. El acusado Ingratta, en una de las audiencias confesó el delito que había cometido. Por este motivo se redujo su pena a cumplir en la penitenciaría. A raíz de la condena de 6 años que se le otorgó al imputado, apeló frente a la Cámara de Acusación en pos de lograr una reducción de la sentencia. Esta última, bajo el argumento de la edad del detenido. Sin embargo, la cámara confirmó la condena a causa de que el delito cometido, fue durante un largo tiempo, mientras las víctimas estaban bajo su cuidado. Por lo tanto, la justicia se negó a dar marcha atrás con la pena.

Pero pese a la lucha que tenazmente realizaron en busca de justicia, las protagonistas de la historia no se sintieron conformes con la condena que se le otorgó al acusado.

«El abusador está donde corresponde, sin embargo, los años nunca son justos y no alcanzan», comentó Julieta.

Finalmente, luego de demoras y frenos de la Justicia, se logró llegar de alguna u otra manera, al cometido. Cabe destacar el mensaje que nos dejan estas luchadoras como lo son Julieta y Abril. Nunca rendirse, y denunciar. A pesar del que dirán o si avanza o no la causa, ratifican las chicas «denunciar es lo más liberador que hay(…), buscando apoyo en amigos y grupos de ayuda para poner donde corresponde a quien se lo merece».

Por último, frente a esta situación, el grupo feminista y las denunciantes dejaron un mensaje con su causa. Un mensaje que buscan que se haga eco entre todas las mujeres que sufren o sufrieron algún tipo de violencia de género, para que busquen ayuda y DENUNCIEN.

Esta es la única manera de parar con los abusadores y encontrar una luz de esperanza y de paz.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.