AG Noticias
Departamentales

En La Bolsa, hasta el esposo de la intendenta cobra por servicios a la Comuna

El dato se desprende de una orden de pago emitida por la Comuna, a nombre de Jorge Eduardo Gallego, esposo de Verónica Diedrich, por la suma de $ 40.000 «por servicios realizados en agosto 2022».

Jorge Gallego, esposo de la Jefa Comunal, de acuerdo a esta orden de pago, cobró por servicios realizados para el gobierno comunal. En tiempos en que los políticos están bajo la lupa de la ciudadanía, y que debiera imponerse el buen manejo de los fondos públicos, este documento va a contramano de lo que debiera ocurrir.

El hecho fue visibilizado esta mañana por el Tribunal de Cuentas, que advirtió este hecho cuando recibió el bibliorato de documentación entregado por las autoridades comunales. «Dicha orden de pago está sin documentación legal que la respalde. Ante esto, solicitamos se nos envíe contrato /convenio / resolución y/o acta que documente el vínculo de la comuna con el Sr. Jorge Gallego. Son atribuciones de este órgano controlar que el pago observado sea realizado según la documentación que respalde dicha orden». Eso dice en parte el comunicado emitido por el órgano de contralor comunal.

En paralelo al comunicado emitido por las redes, el Tribunal de Cuentas elevó a la Comisión Ejecutiva una nota solicitando formal y oficialmente que se aclare la situación.

Lo legal y lo ético

Algo queda en claro. Desde lo estrictamente legal, nada hay en contra que un funcionario designe a parientes en el gobierno que conduce, o los contrate por determinados servicios. Más allá de que acciones como esas lleven la denominación de nepotismo, lo cierto es que son legales. Es más, seguramente mañana o dentro de unas horas aparecerá algún convenio firmado por las partes, que le de marco legal a la orden de pago.

Sucede que no siempre lo legal está ligado con lo ético. Sobre todo en tiempos en que ni el trabajo ni el dinero son cuestiones que abunden. Y este hecho, además, adquiere mayor relevancia luego que el pasado 3 de julio, en la Asamblea General Ordinaria, la propia Verónica Diedrich expresara con todo énfasis que «mi esposo no cobra nada por su trabajo en la Comuna».

Una de dos. O la Jefa Comunal está mal informada a la hora de conocer el dinero que ingresa en su hogar, o su esposo cerró convenio con la Comuna (o sea, con ella como firmante), posterior a la asamblea.

No es éste el primer escándalo que involucra a miembros de la familia de Diedrich. Ya en su momento, se conoció el caso de los teléfonos celulares conseguidos para sus hijos, con líneas corporativas contratadas por la Comuna. (Ver https://www.altagracianoticias.com/fuerte-denuncia-de-la-presidenta-del-tribunal-de-cuentas-de-la-bolsa/).

Los dineros públicos debieran ser sagrados para los gobernantes. Debieran cuidarse y manejarse de la manera más prolija posible porque el gobernante maneja lo que es de todos aquellos que le confiaron, mediante el voto, que conduzca sus destinos.

Esto, que debiera caer de maduro, pareciera ser que en Villa La Bolsa no estaría ocurriendo, a la luz de los documentos que salen a la luz.

laporta