fbpx
AG Noticias
Deportes

En el Día del Boxeador, Alberto Cortes pega primero… y pega fuerte

En el Día del Boxeador, Alberto Cortes pega primero... y pega fuerte

Hoy 14 de setiembre es el Día del Boxeador en la República Argentina y elegimos a nuestro ex Campeón para charlar sobre esta dura profesión.

Ser boxeador no es cosa fácil, por fuerte que uno pegue o ágiles que tenga las piernas. «Los golpes no son vitaminas», solía decir -con mucha razón- el recordado y querido maestro Rubén Torri.

Y en el día que Argentina recuerda la mítica pelea entre Jack Dempsey y Luis Angel Firpo para tomarla como ícono y homenajear así a todos su pugilistas, no pudimos ser menos. Por eso buscamos a Alberto de las Mercedes Cortes, y en su nombre, reconocer a todos nuestros boxeadores.

Es que no son muchos los que pueden ostentar los pergaminos de haber combatido nada menos que tres veces por el título del mundo, como lo hizo Alberto.

Luego de una pelea, Alberto entrevistado por Luis Luque.
¿Cómo andás, Alberto?

Bien, trabajando acá en Buenos Aires, disfrutando también de mi nieto y con ganas de llegarme por Alta Gracia a visitar a los amigos. Ojalá se pueda pronto.

A ver… no cualquiera tiene en su trayectoria tres combates por el título del mundo. Y encima contra verdaderos gigantes…

No, la verdad es que eso es algo que me enorgullece de mi carrera, y como decís vos, fue frente a excelentes boxeadores, de un excelente nivel y en su mejor momento. Y siempre de visitante. Fue lindo porque agarré experiencia en eso de combatir en otros países.

¿Si tuvieras que elegir de nuevo, volverías a ser boxeador?

Si, te digo que si. que volvería a elegirlo. Yo me crié en una familia donde el boxeo era parte de cada día. Mirá si no lo voy a elegir de nuevo!

Contame con quiénes compartías gimnasio cuando arrancaste…

Era el gimnasio del gringo Petrini. Estaba mi hermano Carlos, el Maro Chávez… en esos tiempos ya boxeaba el Pato Ervidia. Era el Cucheta Boxing Club de Petrini. Yo aprendí mucho de tipos como Daniel Murúa y de Carlos Cortés que fueron los dos primeros que dejaron bien en alto el nombre de Alta Gracia en el boxeo del país. Aprendí mucho de ellos…

¿Y quiénes te entrenaban?

En aquella primera época lo tenía al Cabro Marcelo Dippert que me entrenaba en lo físico. También, obviamente el Gringo Roberto Petrini, junto a Moyano, el flaco Repossi. Toda gente que valoro mucho porque gracias a ellos pude llegar a donde llegué. Siempre se necesita el apoyo para llegar. Luego, lo demás está en uno pero el apoyo es imprescindible.

Contale a la gente de Alta Gracia qué es de tu vida por estos días…

Estoy en Buenos Aires. Cuando dejé de boxear, trabajé en el gremio de los textiles. Entreno a algunas personas, pero ninguno quiere ser boxeador. Vienen porque están gorditos, nada más (risas). Terminamos de hacer gimnasia y están prendiendo el fuego para el asadito… Pero lo más importante es que estoy bien, y bien con la familia. Y sigo siendo un orgulloso altagraciense que sueña con volver a vivir allá pronto.

Alberto Cortes fue Campeón Argentino, Sudamericano y Latinoamericano. A lo largo de su extensa carrera, obtuvo 71 victorias (31 de ellas por KO), perdió en 12 oportunidades y empató un combate.

Enorme palmarés que lo llevó a combatir en casi todo el territorio nacional y en países como México, Estados Unidos, Francia y Australia. Como si esto fuera poco, fue tres veces retador por el título del mundo. Fue nada menos que ante Julio César Chávez, Félix Tito Trinidad y ante Ike Quartey.

Alberto se destacó como un noqueador impresionante, un zurdo que pegaba y lastimaba. Fue parte de una generación de muy buenos pugilistas que representaron a nuestra ciudad en el país. En su nombre, quisimos homenajear a todos aquellos que dejaron el nombre de Alta Gracia bien en alto en esta dura y noble profesión. Y por supuesto a los que hoy toman la posta y siguen su camino.

Junto a Fofi Moreschi. Generaciones distintas, pero la misma pasión.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.