AG Noticias
Deportes

De la mano de un empate, Instituto ascendió a Primera División

De la mano de un empate, Instituto ascendió a Primera División

«La Gloria» logró el tan ansiado ascenso tras conseguir un empate 1-1 con Estudiantes de Caseros en Alta Córdoba. Volverá a la máxima divisional del fútbol argentino luego de 16 años de ausencia.

A Instituto le alcanzó el empate ante el cuadro porteño para quedarse con la final del reducido, y con ello, con el ascenso. Fue en un partido que no había comenzado bien para la Gloria, y que tuvo que remontar y trabajar todo el tiempo.

A los 14 minutos de juego, la visita se puso arriba en el marcador, tras un cabezazo preciso de Juan Cruz Randazzo. A partir de ese momento, los dirigidos por Bovaglio debieron bregar por la igualdad, incluso arriesgándose a las contras de Estudiantes.

El conjunto de Buenos Aires se quedó con un jugador menos antes de la finalización de la primera etapa. Un topetazo de Lusnig hizo que Espinoza (como casi siempre de flojísima actuación) le mostrara la roja.

El segundo parcial se mostró como era previsible. Con Instituto buscando el empate y con la visita defendiendo cada vez más cerca de su buen arquero Lucas Bruera. En uno de los tantos centros enviados sobre el área rival, Fernando Alarcón -en clara posición adelantada- conectó a la red. Fue empate y desahogo. Fue igualdad y respiro para todo un estadio que empezaba a ponerse nervioso.

La visita perdió otro hombre por expulsión, y así Instituto fue el dueño casi exclusivo de todo hasta el final pese a que Estudiantes hizo lo que pudo con dos hombre menos. El silbatazo final de Espinoza desató la locura en Alta Córdoba. Todo fue abrazo, todo fue alegría, absolutamente todo fue albirroja emoción.

Así, Instituto volvió al círculo superior de nuestro fútbol, en un año espectacular para el fútbol cordobés. El mejor cierre de año para una temporada soñada que colocará el año que viene a tres equipos de la provincia en el fútbol grande de la República Argentina.

laporta