fbpx
AG Noticias
Policiales

Anisacate: amenazas y disturbios en Villa Satyta

El hecho ocurrió anoche cuando un hombre comenzó a agredir varios locales y comercios de la zona exigiendo alcohol. AG Noticias dialogó con un comerciante y un remisero de Villa Satyta para conocer más acerca de lo sucedido.

Anoche alrededor de las 19:30hs un hombre completamente fuera de sí ocasionó disturbios en comercios de Villa Satyta. Más precisamente cerca de la Ruta 5 Km 34, frente a la Cooperativa de luz.

Frente a esto, Pablo Javier Reche comerciante y Carlos Medrano remisero y comerciante, fueron quienes presenciaron lo ocurrido y decidieron denunciar la situación.

En dialogo con AG Noticias, Pablo nos contaba: «Apareció un chico aparentemente en estado de ebriedad o drogado, no sabemos bien. Intentó ingresar al local y le dijimos que se retirara porque ya habíamos cerrado. Sin embargo abrió la puerta y entró. Forcejeamos porque se empezó a poner agresivo y empezó a amenazar de muerte aludiendo que iba a buscar un arma. Mi vecino quien estaba en la remisería salió a ver que estaba pasando.

El chico sale corriendo, aparentemente con un arma. Se acercó nos golpeó la puerta y nosotros nos metimos adentro pensando que nos iba a balear. Empezó a golpear las puertas a patadas porque quería entrar si o si. Cuando se calmó, salimos y seguía insistiendo con que iba a buscar un arma y volver. Llamamos a la Guardia Urbana y a la policía«.

Pablo Reche posee un Polirubro donde el hombre se habría acercado a exigirle alcohol. «Vino pasadas las 19hs y le dijimos que ya habíamos cerrado y que no se vendía nada. Lo que pasa es que en ese momento entra uno de mis hijos, cierra la puerta pero no con llave y él vino y entró como dueño de casa. Lo único que decía era que quería alcohol. En un momento empezamos a forcejear hasta que logré sacarlo y ahí gritó que era choro y que iba a buscar un arma para balear a todos«.

Por otra parte, Carlos Medrano es dueño de una remisería y vendedor de artículos de limpieza y nos comentó cómo vivió esta situación la noche del día de ayer: «Justo en ese horario yo estaba cortando a uno de los choferes porque era cambio de turno y estaba esperando para irme cuando escuché todo el lio que se armó que decía Pablo recién. Lo amenazaba de muerte diciendo que iba a buscar una nueve milímetros y que averiguaría quien era él para matarlo.

A todo esto yo me acerqué a Pablo para preguntarle si estaba bien y veo al muchacho que se va corriendo para la vuelta y da la casualidad que yo a la vuelta tengo una cochera con el auto expuesto. Por intuición mía se me da por ir hasta la esquina por las dudas de que no me rompiera el auto porque estaba sacado y andaba con un señor de Los Algarrobos en moto que es él que lo trajo.

Cuando lo veo, estaba al frente de una casa a oscuras y cuando me ve se viene hacia mi corriendo diciendo que a mi también me iba a matar. Veo que se levanta la remera y se mete la mano en la cintura. Honestamente pensé que iba a sacar un revolver y lo único que hice fue correr hasta la remisería y cerrar la puerta. Ahí el viene corriendo y le mete una patada a la puerta hasta doblarla toda. Es más ahora la estamos arreglando porque cortaron la cerradura de la bisagra». Y añadió: «Son cosas de segundos donde uno no sabes cómo va a terminar. Yo estaba por irme a mi casa y no esperaba nada de lo que sucedió».

Carlos aseguró que luego llamaron a la Guardia Urbana y a la policía, quienes se hicieron presentes en el lugar para detener al hombre. «Nosotros tenemos que hacer la denuncia ahora y yo particularmente lo voy a hacer porque me viene a amenazar de muerte un muchacho que no se quién es y no sé que puede pasar mañana. Entonces si o si la voy a radicar a la denuncia».

Además, algunos empleados de la remisería de Carlos anteriormente presenciaron inconvenientes en un barrio cercano a la zona. «Nos pidieron un coche cerca de las 17hs y cuando llega el remís al lugar había dos patrulleros y Guardia Urbana y efectivamente era el mismo muchacho que estaba sacado. La policía le dijo al remís que no lo llevara porque iba a tener problemas porque el hombre estaba fuera de sí. El chofer dio media vuelta y se volvió.

Entendemos que el muchacho ya venia con los otros problemas unas cinco horas antes de lo que sucedió anoche. Sí no estuviera preso o en la comisaría como ahora, no sé como hubiera terminado la noche. Capaz matando a alguien más. Estas cosas en Anisacate parece que están siendo moneda corriente. Después la policía nos contactó y efectivamente nos dijeron que poseía un arma blanca, una punta. No sabes en que pueden terminar estás cosas y hay que hacerlas conocer. Jamás me pasó una cosa de estas. Uno le da importancia cuando te tocan de cerca«, concluyó.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.