fbpx
AG Noticias
Locales

Nafta o GNC: ¿Qué conviene?

En tiempos de crisis, los equipos de Gas Natural Comprimido (GNC) vuelven a ser una opción para ahorrar. Los continuos aumentos de la nafta llevaron a muchos ciudadanos a sacar la calculadora y a hacer números.

Hoy, quien toma la decisión de convertir su automóvil a GNC sabe que amortizará la colocación del tubo a los pocos meses. Actualmente, el metro cúbico de gas se vende en Alta Gracia a $25, mientras que la nafta pisa los $60.

Desde AG Noticias pudimos dialogar con Nahuel Peleteiro, gerente general del Grupo Buglione, quienes dentro de su taller realizan equipamiento de GNC, entre otras actividades.

El costo del equipo varía entre los 38 a 54 mil pesos dependiendo el diámetro del tubo que se instale y la generación de vehículo” comentó Peleteiro.

A raíz de las subas constantes de nafta, el gerente de Grupo Buglione afirmó: “Los aumentos de la nafta nos dan un impulso a seguir vendiendo equipos de GNC. La situación económica del país frena un poco el trabajo pero, seguramente, en breve arranquemos nuevamente con las instalaciones debido a los costos de la gasolina”.

“Conviene el equipamiento siempre y cuando se utilice mucho el vehículo para poder amortizar el costo” planteó Peleteiro y agregó: “Hoy en día es imposible pensar que un auto de trabajo no tenga GNC ya que implica un ahorro importante. Por ejemplo, el tanque de 60 litros de una camioneta está en $4000 de combustible, frente a $1500 que utilizaría un vehículo equipado con GNC”.

Otro punto positivo del Gas Natural Comprimido es que contribuye con el medioambiente. El gas natural es el combustible alternativo que tiene la combustión más limpia. Las emisiones de la descarga de vehículos GNC son mucho más bajas que las de vehículos a gasolina. También ayuda a mantener limpio el aire de la ciudad. Al no producir “smog” ni tener un componente tóxico como el benceno, elemento del diésel y la gasolina.

Los vehículos que operan con gas natural son más seguros que los que operan con combustibles tradicionales. Esto se debe a que los tubos son sellados, lo que impide cualquier derrame o pérdidas por evaporación. Aunque ocurriera una fuga, el gas natural se disiparía a la atmósfera porque es más liviano que el aire.

Además de la inversión que implica instalar el tubo, hay que contemplar otros gastos que se deben afrontar. La prueba hidráulica -la cual debe realizarse cada cinco años-, el recambio de bujías -cada 20 mil kilómetros- y de cables.

Roberto Moreschi, dueño de la estación de servicio Axion, nos comentó que actualmente hay clientela para todos los ámbitos.

Por supuesto que las ventas han disminuido, el combustible  líquido está caro pero el gaseoso también lo está. Si hemos notado que hay más conversión de nafta a GNC, pero vender se vende” sostuvo Moreschi.

«Hay muchos autos para abastecer. Córdoba es una provincia muy grande y Alta Gracia es un satélite de ella” afirmó el dueño de Axion. La ubicación estratégica de la Ciudad del Tajamar hace posible que muchos vehículos particulares y camiones que se movilizan por la ruta deban hacer una parada para realizar recargas de combustible y continuar su viaje.

Sobre la situación actual que viven las Estaciones de Servicio frente a la recesión de los precios del combustible, el empresario comentó: “La carga impositiva es muy alta y lo que nos queda es muy poco. A eso hay que restarle los gastos fijos que también son muy elevados”.

Asimismo dialogamos con la encargada de la YPF ubicada en el Crucero, quien al igual que Moreschi, recalcó el aumento de vehículo equipados con GNC. Sin embargo comentó que “el mercado continua para todos”.

La delegada de la estación de servicio sostuvo que el congelamiento, por 90 días, de los combustibles implicó un desfasaje en los costos pero afirmó que “con los nuevos aumentos los precios lograron posicionarse”.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.