fbpx
AG Noticias
Actualidad Nacionales Salud

Está en proceso un plan de «aislamiento selectivo»

El gobierno anunció aumentos para jubilaciones y vademecum gratuito

Ya cerca del fin del plazo estimado para la culminación de la cuarentena, el Gobierno Nacional se propuso diseñar una estrategia de «aislamiento selectivo» para una reintegración paulatina a las actividades socio-económicas. Si bien el aislamiento social preventivo y obligatorio fue acatado por la mayoría de los argentinos, la cuarentena comienza a hacerse insostenible por múltiples factores.

Pasos para el aislamiento selectivo

El presidente Alberto Fernández adelantó que la salida de la cuarentena será del 13 de abril pero que se hará de forma parcializada y flexibilizando las restricciones. El esquema ya es definido como «aislamiento selectivo».

Luego de mantener una reunión con la CGT y la Unión Industrial Argentina en la Quinta de Olivos, Fernández hizo algunos adelantes este sábado mientras daba una entrevista a Radio Mitre.

Por otro lado, trascendió que 300 emprendedores, médicos, científicos, empresarios pymes, trabajadores y ciudadanos entregaron al mandatorio un documento de 53 páginas. En él los colaboradores plantearon su posición y consejos en áreas vitales para salir del aislamiento.

«No es sostenible seguir encerrados. Como país necesitamos poner en marcha nuevamente la actividad económica, en forma gradual y segura en términos sanitarios. Por cada semana donde el país funciona a, digamos, el 50%, se pierde cerca del 1% del PBI el año», advierte el primer capítulo del estudio, publicó La Nación.

¿Cómo seguirán las actividades laborales y educativas?

En cuanto al regreso a las aulas, el jefe de Estado prevé que los alumnos de primario y secundario continuarán con las clases a distancia. Es así, que varias instituciones académicas comenzaron las clases o las comenzarán de forma virtual después del 13. La UBA, por otro lado, modificó su calendario para que el ciclo lectivo sea presencial. Aún se está trabajando para que el rectorado revea esa medida.

Asimismo, los empleados públicos seguirán con el home office. También continuarán las intensivas medidas de prevención, higiene y desinfección en los transportes. Con respecto a la actividad comercial, el Presidente consideró que lo mejor será el formato de delivery.

El cine y el teatro serán las actividades que más sufrirán el distanciamiento social. El fútbol, en cambio, podría empezar pero sin espectadores. La gastronomía y la hotelería estarán entre los sectores más golpeados.

Los trabajadores de la Salud, de Seguridad y el transporte seguirán siendo considerados esenciales. Está dentro de las posibles medidas del «aislamiento selectivo», establecer protocolos específicos de circulación y horarios restringidos para salir para otra parte de la población.

Estado de las fronteras

Las fronteras continuarán cerradas. El ingreso de extranjeros es aún peligrosamente potencial para el país. Por esa razón, las fronteras seguirían cerradas. En caso de abrirse serán en casos específicos y con controles muy estrictos. El Presidente utilizó de ejemplo al país vecino, Brasil, donde día a día los contagios aumentan cada vez más. Las autoridades de la región ya alertaron que el colapso sanitario es inevitable.

Por otro lado, el equipo del Ministerio de Salud está conforme con los resultados del aislamiento. El sistema de salud no está desbordado y el pico de contagios se corrió para mediados de mayo. Ginés González García destacó que hay menos casos de los esperados.

Y, aunque los especialistas coinciden en que fue la decisión acertada, tuvo sus costos para el Estado: la Argentina es de los países que más recursos destina para paliar los efectos de la crisis derivada del Covid-19. Alineado con el pensamiento del Papa Francisco, Fernández sostuvo que la Economía puede recuperarse, una vida no. Esa idea continuará guiando las decisiones del mandatario.

Políticas de contención social

Mientras se atacaba la problemática en Salud, poniendo a punto protocolos, camas en sanatorios, reconvirtiendo distintas estructuras en centros de atención y análisis y levantando hospitales de campaña, el Ejército alimento a sectores vulnerables, en barrios carenciados.

Esa no fue la única política de contención social: también se creó un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos para aquellos que no cuentan con un trabajo formal. Se inscribieron más de 11 millones de personas.

Para sectores medios se prorrogaron dos meses la moratoria para Pymes, monotributistas y autónomos y se anunciaron créditos blandos. El Banco Central extendió por 30 días el vencimiento de todos los cheques. Además, entre otras medidas, los vencimientos de las tarjetas se pospusieron.

Con todo, la recaudación sufrió el impacto de la cuarentena: subió 15 puntos menos que la inflación en marzo. El Banco Mundial le prestará U$S300 millones a la Argentina para asistencia social.

A una semana del levantamiento de la cuarentena total, las fuerzas de seguridad -otro factor clave en el esquema- notificaron a 1.073.058 de personas, detuvo a 27.747; controló 798.682 vehículos y secuestró 2.336.

Fuente: TN.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

AGNoticias