fbpx
AG Noticias
Sociedad

¿Es hora de que reabran los boliches?

¿Es hora de que reabran los boliches?

Los dueños de los boliches cordobeses solicitan un protocolo para poder trabajar. ¿Están dadas las condiciones o deben esperar un poco más?

Llegan las fiestas y la noche cordobesa pide a gritos que reabran los boliches, pero ¿es prudente hacer algo así?.

Todos sabemos de las fiestas clandestinas que se realizan en la ciudad. Y Alta Gracia no es la excepción, es algo que sucede en todas las ciudades grandes de la provincia. Fiestas que no cumplen con los protocolos de seguridad, sin permisos para el consumo de bebidas alcohólicas y ni hablar del distanciamiento social. Es un caldo de problemas que puede terminar en tragedia.

Los dueños de los boliches parecen traer la solución al problema: solicitan un protocolo para poder trabajar. En diálogo con Cba24n, José Luis Collado, titular de la Cámara de Discotecas, declaró los boliches se presentan como una salida segura a la explosión de fiestas clandestinas.

«Creemos que el Estado necesita contener a los jóvenes. Hay dos opciones: logramos que los jóvenes se queden en la casa o los ponemos en lugares seguros. No está ocurriendo ninguna de las dos», dijo Collado.

Además, aclaró que de abrir los boliches, se trabajaría con burbujas sociales para evitar una mayor transmisión del coronavirus, en caso de haber contagiados.

«La burbuja es un sector como un corralito donde cada grupo que viene se mantiene con un máximo de gente que no se puede trasladar de un lado a otro salvo para ir al baño, el ingreso y egreso».

Algo claro es que los jóvenes saldrán de fiesta con o sin boliches. Al no poder evitarlo, lo más viable parece ser regular dichas fiestas para mantenerlos lo más seguro posible. Entonces sale a la luz la pregunta: ¿Es hora de que reabran los boliches?

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.