AG Noticias
Salud

El despido de una doctora puso en alerta a la comunidad médica del Illia

El despido de una médica puso en alerta a la comunidad médica del Illia

El despido ocurrido en las últimas horas de la Doctora Mariana Jumene, la única gastroenteróloga que tenía el cuerpo profesional del Hospital Illia, puso al límite las cosas en el nosocomio.

El despido, que además se dio en plena pandemia y cuando más se necesita personal médico hizo que se levantaran muchísimas voces en contra de la decisión. Desde la UTS y desde colegas de la doctora, los reclamos no cesaron desde que se conoció la medida.

Por otra parte, no deja de llamar la atención que el despido ocurriera pocos días después que la Dra. Jumene, junto con otros profesionales de la salud, firmara una nota solicitando por mejoras en las condiciones de trabajo. Por ello, muchos de los trabajadores de la salud que reclaman contra la decisión adoptada, hablan de «apriete» contra quienes protestan..

«Hicieron uso de la cláusula 6 del contrato, que permite a cualquiera de las dos partes rescindir», dijo la doctora en un breve diálogo con AGNoticias. El tema es que las disposiciones a nivel nacional prohíben los despidos mientras dure el estado de emergencia sanitaria. Que esta norma se haya violado en pleno desarrollo de la crisis sanitaria, y que además sea el Estado provincial quien lo haya hecho, potencia la gravedad del hecho.

La Doctora Mariana Jumene llevaba trabajando en el Hospital Illia siete años, y era la única especialista en gastroenterología con que contaba el nosocomio. Hacía poco había acordado el contrato que ayer la provincia del comunicó que estaba dado de baja.

Además, hay que decir que Jumene, dentro del nosocomio, cumplía funciones de gastroenteróloga en las consultas clínicas, internación, terapia intensiva y en la guardia cada vez que se la requería. Por otra parte, también colaboraba durante estos meses de tanto recargo de tareas, en los hisopados que se llevaban a cabo en el Hospital.

Duro comunicado de UTS

La UTS (Unión Trabajadores de la Salud) emitió un duro comunicado y convocó a una asamblea para mañana miércoles. Entre otras cosas define como «despido persecutorio» lo ocurrido con Jumene.

«Las autoridades aprovechan la situación de precariedad de contratación que ellas mismas propician y ahora la despiden; pese a tratarse de la única profesional de la especialidad en el establecimiento y estar prestando servicios más allá de lo contemplado en su contratación, colaborando frente a la pandemia. Justamente cuando había iniciado un reclamo junto a las y los delegados de UTS para que se respeten las mínimas condiciones de trabajo para poder desempeñarse correctamente llega la notificación de la rescisión anticipada de contrato». Dice en uno de sus párrafos el comunicado firmado por el Secretario General del gremio, Gastón Vacchiani.

Hablando de los pasos a seguir, afirma que «El miércoles habrá una jornada de lucha con asambleas en los hospitales y centros de salud; y el 10 el paro y caravana por la capital». En esta asamblea, entre otros puntos, se tratará el pedido por la reincorporación de la médica al plantel del Hospital Regional.

¿Qué dice el Hospital?

La Directora del Hospital Illia fue reticente a hablar en profundidad del tema, ante el requerimiento de este medio. «No tengo nada que decir al respecto porque las cuestiones administrativas y legales están encaminadas como corresponden; no me parece oportuno divulgar esas cuestiones en medios de comunicación sobre todo por el resguardo de la profesional implicada», explicó.

Consultada acerca de cómo se cubrirán las tareas que desarrollaba la Dra. Jumene en el Hospital, Mariana Garay afirmó que «Las consultas de gastroenterología están resueltas hasta tanto valoremos a los profesionales postulantes a cubrir el cargo, teniendo en cuenta si el perfil y la predisposición son los adecuados para cubrir el cargo».

laporta