fbpx
AG Noticias
Diez notas sobre el Diez

Diez notas sobre el Diez: «La pelota no se mancha»

Diez notas sobre el Diez: "La pelota no se mancha"

Como homenaje a Diego Maradona, y a todo lo que nos dio como futboleros que somos, AGNOTICIAS publicará una serie de artículos titulados «Diez notas sobre el Diez». Periodistas de nuestra redacción, y columnistas invitados desgranarán cada día, una historia distinta recordando el genio del fútbol mundial.

La pelota no se mancha

10 de noviembre del 2001. La Bombonera. Maradona se despedía como jugador en un partido homenaje donde hubo reconocidas figuras internacionales como Pelé, Enzo Francescoli, «Pibe» Valderrama, René Higuita, Éric Cantona, Davor Šuker, Hristo Stoichkov, Marcelo Bielsa y Alfio el ‘Coco’ Basile, entre otros.

En un momento se quitó la camiseta Argentina y abajo tenía la de Boca, con la que terminó jugando. En su discurso al final en medio de lagrimas dijo la famosa frase: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

El Diego hizo un pararelismo con esa frase entre su caótica vida personal y su vida deportiva. Y sucede que ese es uno de los temas que más se tocó en las mesas argentinas estos últimos días. ¿Se puede separar el arte del artista?

Última etapa como jugador

Luego de que le «cortaran las piernas» al Diego, la FIFA lo suspendió por 15 meses, lo que le impedía desempeñarse como jugador de fútbol, pero no como director técnico. Así el 3 de octubre de 1994 asumió la conducción técnica de Deportivo Mandiyú. Aún así, las peleas con la dirigencia lo llevaron a renunciar el 6 de diciembre, luego de dos meses de trabajo. En una pésima campaña consiguió 1 triunfo, 6 empates y 5 derrotas. El 6 de enero de 1995 fue contratado para dirigir a Racing de Avellaneda. La campaña también fue corta, ya que solo dirigió 11 partidos en los que consiguió 2 triunfos, 6 empates y 3 derrotas.

Sale Maradona, entra Riquelme

Maradona buscaba volver a Boca, lo que se cumplió unos meses después, ya con la suspensión culminada y pudiéndose desempeñar como jugador nuevamente. Allí jugó hasta 1997, donde se retiró a los 37 años, siendo su último partido la victoria ante River por 2-1. Como dato simbólico, cuando se realizó el cambio en el partido, el jugador que entró por Maradona fue Juan Román Riquelme.

Maradona entrenador

Luego de muchos traspiés en su vida personal, Maradona fue contratado en 2008 como entrenador de la Selección Argentina. Esto significaba la vuelta del Diez al fútbol profesional. El Mundial de Sudáfrica 2010 estaba cerca y tenía la responsabilidad de clasificar a la Selección. Sufrimos pero no decepcionó.

Todos recordamos ese Argentina-Perú en un Monumental bajo lluvia torrencial. Faltaban dos fechas para que finalicen las eliminatorias y estábamos quintos. Necesitábamos ganarle a Perú para seguir con chances de conseguir un boleto seguro al Mundial. Argentina no jugó bien pero se llevaba un 1-0 que servía, hasta que la pesadilla comenzó. Perú empató en el minuto 44′ del segundo tiempo y las piernas de todos los argentinos empezaban a temblar, hasta que llegó un final de película. Con el tiempo reglamentario finalizado, Insúa metió un buscapie en el área que Martín Palermo logró empujar convirtiendo el 2-1. La imagen del Diego tirándose de panza lo dice todo.

La palomita luego del gol de Palermo

Maradona logró asegurar el 4° puesto ante Uruguay en el estadio Centenario, suficiente para ir a Sudáfrica 2010. Enojado con los periodistas que lo criticaron hasta el cansancio, lanzó otra frase que quedó en la historia: «Tengo memoria. Al que no creía, a los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen y que la siguen chupando. Yo soy blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida. Ustedes me trataron como me trataron. Sigan mamando«.

En el Mundial, Argentina logró ser primera en el grupo. México fue un trámite en octavos pero Alemania fue la pesadilla argentina ganando 4-0 en cuartos de final. Maradona se desvinculó del seleccionado y llegó a EAU para dirigir al Al Wasl, siendo despedido en 2012 por malos resultados.

Luego de ser comentarista en el programa de fútbol «De Zurda», donde analizaba los partidos del Mundial de Brasil 2014 junto a Victor Hugo Morales, pasó a dirigir el  Al Fujairah de la Segunda División de los Emiratos Árabes, de donde se despidió tras no concretar el ascenso directo.

Pasó por los Dorados de Sinaloa de México, que transitaban la Segunda División. Maradona estuvo muy cerca de conseguir el ascenso, pero finalmente no lo logró y decidió retirarse del club para enfocarse en su tratamiento de artrosis en las rodillas.

Su último club fue Gimnasia y Esgrima de La plata, que intentaba evitar el descenso cuando él llegó. En Argentina el fanatismo por Maradona comenzó a sentirse nuevamente. Cada partido contra el «tripero» tenía un tinte diferente, el Diego estaba en las canchas del fútbol argentino nuevamente, así como hace tantos años un jóven apodado «pelusa» tiraba magia con los pies. Gimnasia terminó en puestos de descenso pero no se concretó debido a los cambios que hizo la AFA tras la llegada del coronavirus al país.

El último club del Diez, Gimnasia de La Plata

​El 30 de octubre de 2020 y coincidiendo con su cumpleaños número 60, Maradona hizo su última aparición en una cancha de fútbol dirigiendo a su equipo. Aquellos que lo celebramos el homenaje, jamás pensamos que sería la última vez que veríamos al Diego en directo.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.