fbpx
AG Noticias
Turismo

Turismo: Impulsan una ley. Devolverían la mitad de los gastos en turismo para usarlos en otro viaje

Es un proyecto del Ministerio de Turismo. Entregarán una tarjeta con créditos equivalentes a la mitad de los gastos en turismo para usarlos en otro viaje.

La Cámara de diputados empezó a debatir una ley de ayuda al Turismo. La iniciativa oficial, impulsada por el ministro de esa área, Matías Lammens, prevé la creación de un programa financiado por el Estado por el cual el Gobierno te devuelve el 50% de cada gasto en turismo para utilizar únicamente en el consumo de otra actividad turística en el país. El Ejecutivo prevé de esta manera inyectar alrededor de $ 15 mil millones.

De aprobarse, el sistema sería así: si una persona compra un paquete de $ 100 mil para viajar, por ejemplo, a las Cataratas del Iguazú, le va a llegar una tarjeta –tipo voucher- del Banco Nación cargada con $ 50 mil que podrán ser utilizados únicamente en otros gastos de hoteles, gastronomía, pasajes, o agencia de viaje dentro del país, durante todo 2021. Con empuje del Estado estiman que se movilizarán más de $ 30 mil millones.

El proyecto obtuvo dictamen de mayoría -con lo justo- este martes en la comisión de Turismo de la Cámara baja, luego de una larga discusión con la oposición porque no incluye beneficios fiscales, como sí lo hace el proyecto de la oposición, que fue firmado en minoría y declara la Emergencia en Turismo. Ahora debe ser debatido en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Defensa del Consumidor.

«Este es un plan para el día después, para la reactivación. Ya hay beneficios fiscales en marcha, que continuarán, se está avanzando con la ampliación de moratoria que incluirá al sector y continúan las ATP. Por eso, este programa apunta a fomentar la actividad en sí», explicaron en el oficialismo. 

A su vez, para ayudar a los emprendimientos de turismo a dar respuesta a la catarata de reclamos por los servicios suspendidos, la propuesta oficial propone tres opciones: 

1- La reprogramación de los servicios contratados, respetando la estacionalidad, calidad y valores convenidos, dentro de un período de 18 meses posteriores al levantamiento de las medidas restrictivas.

2- La entrega de vouchers de servicios para ser utilizados hasta 18 meses posteriores, con posibilidad de transferir a terceros.

3- El reintegro de los servicios en 3 cuotas iguales, mensuales y consecutivas a partir del pedido de reembolso.

La bancada de Juntos por el Cambio presentó un propio proyecto, encabezado por el presidente de la comisión de Turismo, Alfredo Cornejo y Gustavo Menna.

Según ese texto, las empresas turísticas quedarán exentas del impuesto a los créditos y débitos bancarios; del pago de anticipos o pagos a cuenta del impuesto a las Ganancias; y de retenciones y percepciones vinculadas tanto a Ganancias como al IVA, correspondientes al ejercicio fiscal 2020. Además, establece que durante la vigencia de la emergencia turística no se podrán promover procesos de ejecución fiscal.

Por otra parte fija la reprogramación de los servicios turísticos o productos contratados, de modo que puedan ser utilizados en un período no mayor a 18 meses del previsto y en caso de reembolso fija un plazo de seis meses para la empresa desde que recibió el requerimiento.

«Necesitamos que se declare la Emergencia para que los beneficios no dependan del Gobierno de turno y las empresas y Pymes del sector tengan seguridad jurídica. El proyecto del Gobierno es para la post pandemia. Es el mecanismo errado porque la emergencia es ahora», criticó Cornejo y agregó: «Con el proyecto oficial las empresas deberán pagar este año un adelanto de ganancias que se corresponde con lo facturado en 2019, un despropósito».

Los reclamos del sector

​“Llevamos 120 días de esta crisis. ¿Cuándo vamos a volver a trabajar? ¿Cuándo vamos a recuperar el punto de equilibrio necesario para que la empresa no tenga que cerrar ni despedir a su capital?”, se preguntó Aldo Elias de la Cámara Argentina de Turismo durante su exposición en la comisión. Apuntó que se estima que el sector se recuperará “en 2 o 3 años” y pidió que la ley aclare bien el tema de las reprogramaciones y devoluciones para “no tener que estar confrontando con Defensa del Consumidor”.

“Cerramos 2019 con caída en facturación y con el Impuesto País ya estaba muy complicado. En Enero de 2020 hubo un desplome del 52% de venta de pasajes internacionales”, apuntó Gustavo Hani de Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT).

“En el medio quedaron las agencias de viaje, con economías deterioradas, resolviendo la situación de miles de argentinos varados por el mundo, dando servicios sin generar ingresos. Defensa del Consumidor exige en forma irracional que respondamos por servicios ajenos que no se pudieron prestar, que devolvamos dinero que ya le hemos pagado a prestadores que no nos lo reintegran”, agregó Hani.

“Somos el principal generador de empleo en blanco del país. Nuestro sector tiene 92% de formalidad en los asalariados, impacta en la economía real. Representamos el 7% del PBI. Hay 1,3 millones de trabajadores y más de 5 mil millones de divisas para el país que penden de un hilo”, apuntó Roberto Amengual, de la Asociación de Hoteles de Turismo.

FUENTE Y FOTO: CLARIN

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.