fbpx
AG Noticias
Sin categoría

Crónica de un final anunciado

Por Gustavo Gutiérrez y Gustavo Vergara (Enviados de Cadena 3, especial para AGNoticias)

Y si… un final que ya se anunciaba mucho antes y que hoy, definitivamente, cerró su ciclo.

Cuando las cosas arrancan mal, inexorablemente terminan mal, salvo algunas excepciones que son solo eso: excepciones, y nada más. Argentina bien podría haber sido eliminada antes, cuatro minutos antes que termine el partido ante Nigeria; cuando hizo el gol Rojo estaba prácticamente eliminada y jugando muy mal durante todo el campeonato del mundo.

En la jornada de hoy, sin dudas fue mucho menos que Francia. El resultado «decoroso» fue solamente eso: un resultado 4 a 3, pero la supremacía de Francia sobre nuestro fútbol fue notoria desde el punto de vista global e individual; de punta a punta ganó Francia. Nadie tiene dudas de que la eliminación argentina fue justa y que la clasificación de Francia fue algo lógico. La lógica consecuencia de un equipo y que es equipo, frente a un equipo que no juega a nada.

La lógica consecuencia de un equipo que cambió de sistema en sus tres partidos, que cambió de nombres en cada uno de esos partidos, que practicó en la etapa previa con jugadores que después no jugaron nunca.

Un equipo que pretendió hacerse durante el Mundial, que pretendió cambiarse partido a partido en el transcurso del mismísimo campeonato del mundo. Una locura, si se lo analiza ahora más fríamente; una locura que todos le permitimos a Sampaoli, porque también hay que decir que las conferencias de prensa eran muy livianas, muy light; le permitíamos no decir nada, y el no decir nada en las conferencias de prensa terminó siendo lo mismo que el equipo: no dijo nada. El equipo se despidió sin decir absolutamente nada en este campeonato del mundo.

Se fue Messi también de la Copa, sin decir nada. Jugó unos cinco puntos, que para él es muy pobre ya que tiene que ser un jugador de siete u ocho para que un equipo sea ayudado por él. Hoy, podemos decir que este Mundial terminó sin que Messi haya podido ayudar a la Argentina porque la Argentina nunca lo ayudó a Messi.

¡Qué contraste, Uruguay! Qué clara que la tienen. Y la tiene clara porque posee una metodología de juego que no cambia nunca. Es un estilo que podrá gustar o no, pero es lo que ellos tienen. No tienen otra cosa, no tienen virtuosismo (que nosotros lo hemos perdido, también). Tiene un esquema rígido, tiene además jugadores perfectos para ese estilo, porque tiene un gran arquero, una dupla de centrales fenomenal, cuatro mediocampistas que representan el recambio generacional de Uruguay (mucha juventud, puro coraje), y ni hablar de la dupla ofensiva.

Uno piensa que Uruguay no juega demasiado bien. Pero lo analizás con Argentina, no sé si tenemos más jugadores que Uruguay, como escuché decir a un colega, porque la verdad pareciera ser otra.

Hace un rato, por la radio lo escuchábamos a Manu Ginóbili, y dijo cosas que me quedaron haciendo eco. Dijo: «es muy argentino pensar que se puede ganar corajeando. No, el coraje va además del juego; solamente con coraje, no se puede». Lo traigo a referencia por aquella victoria con el coraje de Rojo que pareció que sirvió para meter debajo de la alfombra todo lo que no teníamos.

En todos los órdenes de la vida no se gana solo con coraje, con enjundia, hay que ponerle un poco de talento a las cosas. El coraje sumado al talento, te brindan otro tipo de ecuación. El coraje solo te puede llevar a algún triunfo aislado, pero no al triunfo definitivo.

Foto de portada: La Nación

Advertisement
Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.