fbpx
AG Noticias
Cultura

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica

En un nuevo capítulo del Programa «Mi Barrio, Mi Bandera» que llevan adelanta la Fundación Participar (representada por Javier Caligiuri) y por el Centro CESAHYCAG (Centro de Simbología Argentina Heráldico y Cultural Alta Gracia), encabezada por Silvio Fernández, ayer los vecinos de esta popular barriada confeccionaron su propia bandera.

Hubo un total de 28 propuestas, y el diseño final surgió de dos trabajos que resultaron finalistas, luego de la selección que realizó el jurado, encabezado por Cristian Baquero Lazcano, uno de los máximos exponentes en Ceremonial y Protocolo de la provincia.

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica

La bandera consta de tres franjas verticales, una verde, la central color marrón claro y la otra, violeta.

El propio Baquero Lazcano explica el por qué de estos colores: «el verde simboliza la vegetación que tiene el barrio y que lo rodea ya que está lindando con una reserva ecológica urbana. En la franja central, el color marrón claro simboliza una reminiscencia del pasado de este solar, cuando aquí estaba el hipódromo de la ciudad, y el violeta es el color que utiliza el club del barrio. La elegimos así, simple y con fuerza, sin símbolos porque nos pareció que resumía el presente y a su vez la historia del lugar».

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica
Fue elegida ayer, entre 28 propuestas que elevaron los vecinos del barrio.

La bandera elegida, una mixtura de los dos trabajos finalistas pertenecen a las creaciones de Miguel Amadeo Gilez e Inés Medina (en colaboración con Santiago, Aylén y Trinidad) por un lado, y de Tizziana Torres Ybarra, Morena Carísimo y Karen Gutiérrez por el otro (alumnas todas ellas de la Escuela Cura Eleodoro Fierro).

«Fue una muy linda experiencia, ya que hubo muchos trabajos presentados y se notó que la gente del barrio se involucró en la idea de buscar ahondar en los caminos de la identidad. Hubo participación desde los chicos del merendero hasta de los adultos mayores que concurren al Centro Vecinal, como también de alumnos de las escuelas del barrio y vecinos que también presentaron sus propuestas», expresó Javier Caligiuri, de la Fundación Participar.

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica

Barrio nuevo, con larga historia

Si bien barrio Sabattini es un barrio relativamente nuevo en nuestra ciudad (fue inaugurado en la década de 1980, durante los primeros años de la democracia), el lugar donde está inserto contiene una historia muy rica, sobre todo en lo que hace al deporte.

Ubicado en lo que se conoció como el «Campo de Mena» esta zona antes de convertirse en un barrio construido por el Instituto Provincial de la Vivienda era monte con flora y fauna autótona, muy cerca del núcleo urbano de la ciudad.

Ya en las primeras décadas del siglo XX albergó el hipódromo de Alta Gracia, un lugar que se mantuvo en funcionamiento hasta los años sesenta o setenta, y que congregaba a muchísima gente en sus jornadas de cuadreras.

Por otra parte, en lo que hoy sería el corazón mismo del barrio hubo una histórica cancha de nuestro fútbol. Para muchos será la cancha de River Plate de barrio Gallego ya que fue este club quien la utilizó hasta que comenzó la construcción del barrio.

Sin embargo, esta cancha data de mucho antes. En la década de 1910, era utilizada por Colón, un club que nada tuvo que ver con el Club Atlético Colón fundado en 1923, pero que se cuenta entre los primeros que practicaron fútbol en nuestra ciudad.

O sea, barrio Sabattini alberga en su pasado jirones muy importantes de la historia de la ciudad. Hoy, su bandera simboliza su presente, pero también rescata parte de su ayer. Identidad, que se le dice.

Barrio Sabattini ya tiene bandera que lo identifica

 

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.