AG Noticias
La Educación sobre la Mesa

La Educación sobre la Mesa. Hoy: «La escuela, punto de encuentro»

La Educación sobre la Mesa. Hoy: "La escuela, punto de encuentro"

Por Laura Iglesias (Especial para «La Educación sobre la Mesa»)

Con solo escuchar su nombre, la ESCUELA, mágicamente, se convierte en punto de encuentro: debates, actividades, opiniones, planificación, anécdotas, manifestaciones culturales, y más.

En muchos encuentros tradicionales como cumpleaños, reuniones familiares, actividades varias, coinciden en ciertas características como por ejemplo: pertenencia a un grupo generacional, con hijos, o profesiones, etc. Asimismo también espacios en medios de comunicación, siempre LA ESCUELA es un punto de encuentro que abre el diálogo, con sentido de debate, de opiniones, de expresiones de disconformidad; de momentos emocionantes, de recuerdos que llenaron los espacios de nuestra infancia y adolescencia

Y por esto entonces, como muchos autores lo expresan, la ESCUELA es CULTURA, que refiere a ese conjunto de valores que comparten los miembros de un grupo dado, las normas que se acuerdan para lograr ciertos fines, costumbres que validan sentidos de pertenencia. Es un lugar social clave,  universalmente reconocido. Y por ello el espacio donde confluyen y se hacen visibles los cambios sociales. La Escuela de hoy vive una realidad diferente a la de décadas anteriores y de seguro también distinta a las que vendrán. Hoy la Escuela se enfrenta a una sociedad que no sólo cambia, sino a una sociedad donde el cambio se ha convertido en permanente.

El mundo actual dice presente

Si bien el proceso de globalización no es nuevo, tiene hoy un ritmo acelerado, una profundidad y amplitud que no tiene comparación en la historia. La globalización constituye un fenómeno multifacético, de dimensiones económicas, políticas, religiosas, jurídicas y culturales relacionadas entre sí de modo complejo.

Todas estas dimensiones repercuten en la vida de las personas. Pero, por sobre todo, las de orden cultural, en que se globalizan valores, artefactos culturales y universos simbólicos. Hoy la producción cultural se realiza en forma industrializada, circula en redes transnacionales de comunicación y llega a la masa de los consumidores que aprenden a recibir mensajes desterritorializados.

En esta realidad, la preocupación por la homogeneización cultural por un lado, y la mantención de la diversidad cultural, por el otro, así como la preservación de las identidades culturales particulares en contraposición con una identidad global-universal son temas que están más presentes que nunca en el campo de la educación. Hoy se viven numerosas tensiones que dan cuenta de una época de cambios. A este respecto UNESCO (1997) identifica un conjunto amplio de interrogantes en materias tales: ¿cómo construir una sociedad de valores universales pero donde la singularidad encuentre su espacio? o ¿cómo hacerse cargo de las exigencias de la modernidad sin romper las tradiciones que permiten una identidad a través del tiempo?

La ESCUELA: el equilibrio, la empatía y unión para entendernos

En medio de este contexto  que nos traviesa; siendo la Escuela un espacio transitado y concurrido por una gran diversidad de actores:  Docentes – Familias – ESTUDIANTES – personal afín a la comunidad educativa, se hace necesario que este encuentro que se produce en la institución se dé en un marco de equilibrio, unión y empatía

Equilibrio que nos permite encontrar un punto medio, una coincidencia que hace posible lograr acuerdos, que implican la presencia de una confianza mutua. Empatía, capacidad que posibilita el ponernos en el lugar del otro, escuchar,  entender junto al otro una situación determinada. Unión, definida como una relación de conexión, un vínculo, una interrelación entre pares a través de la comunicación, un valor que favorece la convivencia en sociedad.

Hoy la vida pareciera ser algo experimental en donde las recetas heredadas y los estereotipos no sirven; se vive en un contexto de demandas encontradas y de incertidumbres, en donde lo genuino es aquello que el individuo juzga bueno para su desarrollo personal, pero en la medida que eso no impida a los otros alcanzar sus metas también.

TODO ESTO  CONVERGE, COINCIDE, OCURRE EN EL PUNTO DE ECUENTRO: LA ESCUELA.

Aportes de referencia: El diálogo cultural en la escuela y de la escuela.

Desde nuestro punto de encuentro les deseo un lindo domingo.