fbpx
AG Noticias
Locales

Identidad: Residencial El Crucero creó su propia bandera

Siguiendo con la idea de que cada barrio de la ciudad rescate su historia y su identidad a través de la creación de sus propias banderas, ayer fue el turno de barrio Residencial El Crucero.

La iniciativa “Mi Barrio Mi Bandera” nació impulsada por la Fundación Participar Santa María y el Centro Cesahycag (Centro de Simbología Argentina Heráldico y Cultural Alta Gracia), precisamente con este objetivo. Con el de ayer, ya son cuatro los barrios de Alta Gracia que confeccionaron su propia enseña. Anteriormente esto había sucedido en los barrios Sur, Córdoba y Parque San Juan.

En el caso de Residencial El Crucero, la bandera elegida por los miembros del jurado, presidido por Cristian Baquero Lazcano, el creador de la bandera de Córdoba, tiene un diseño muy simple, pero que a la vez «dice»  mucho.

De dos colores, blanco y celeste en mitades iguales, y con una rosa de los vientos. El blanco, recordando los tambos que durante años estuvieron en el barrio y que brindaron leche a todos los habitantes. El celeste es del cielo limpio y puro en ese sector de la ciudad. La rosa de los vientos simboliza al Crucero, lugar neurálgico del barrio y de Alta Gracia, que distribuye el tránsito para los distintos puntos cardinales.

El diseño es creación de Axel Catriel Fernández, vecino del barrio,y fue escogido entre las varias y buenas propuestas que el jurado tuvo que analizar.

Javier Caligiuri, de la Fundación Participar, dijo: «estamos contentos porque hemos cumplido con los objetivos propuestos para este año en cuanto a ir por los barrios buscando que los vecinos trabajen sobre su propia identidad». A la vez, agradeció a las autoridades del Centro Vecinal, encabezado por Silvia Martínez por haber receptado y trabajado la iniciativa con los vecinos.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.