fbpx
AG Noticias
Deportes

¡Histórico! Los Pumas le ganaron los All Blacks: 25 a 15

¡Histórico! Los Pumas le ganaron los All Blacks: 25 a 15

En una madrugada que quedará para la historia, Los Pumas asombraron en su estreno en el Tri-Nations. Luego de más de un año sin jugar, contra los temibles All Blacks y en Australia, derrotaron por primera vez en la historia a Nueva Zelanda. Fue un claro por 25-15 gracias a un try, seis penales y un gol de Nicolás Sánchez.

La victoria de Los Pumas en el Bankwest Stadium de Syndey cortó una racha de 29 partidos (28 derrotas y un empate) ante Nueva Zelanda, el único seleccionado al que los argentinos no les habían podido ganar. Después de más de un año sin jugar, con jugadores que tuvieron que entrenarse en sus casas y recién hicieron el primer entrenamiento con todo el plantel completo 10 días antes.

Los hombres de negro se comportaron muy indisciplinadamente en la etapa inicial, y la Argentina, en cambio, fue ordenada y tuvo mucha vocación ofensiva. Sánchez, apertura de Stade Français, es la figura de un conjunto albiceleste que sorprendió por su prestación en esas condiciones. La actitud y el juego del seleccionado de la Unión Argentina de Rugby impresionaron en Parramatta, ante decenas de hinchas que festejaron un triunfo tan inolvidable como impensado.

El único try de los Pumas nació con una pelota recuperada por Julián Montoya en extrema defensa. El penal le permitió salir del ahogo y a partir de ahí los argentinos enhebraron una acción de 15 fases en la que combinaron control de pelota con atrevimiento en dosis justas y terminó con un sombrero de Sánchez que él mismo recogió para apoyar.

Tuvo un par de llegadas profundas más en ese período la Argentina, una en la primera posesión que terminó con un drop fallado de Sánchez y otra a los 30: una avivada de Tomás Cubelli, quien se filtró en un ruck en mitad de cancha y, tras pase de Bruni, Imhoff fue detenido a centímetros por Richie Mo’unga. Luego del scrum Matera cruzó el in-goal pero (otra vez) Mo’unga le impidió apoyar; la acción, tras un scrum positivo, terminó con tres puntos más de Sánchez.

La efectividad del apertura (cuatro aciertos de cinco envíos en el primer tiempo) le permitió a los Pumas irse al vestuario con ventaja de 16-3. Ese factor también fue clave en la segunda mitad. Sánchez anotó penales al inicio, en la mitad y en el final (éste desde mitad de cancha y para poner distancia de 15)

El apertura terminó con 25 puntos, el máximo de cualquier argentino ante los All Blacks, superando los 21 de Hugo Porta en el empate de 1985 en Ferro. De hecho el máximo que los Pumas le habían marcado a Nueva Zelanda era 24 puntos (en la derrota 46-24 en Nelson en 2018).

Desde el minuto 17 en que Sánchez puso el partido 22-10, enseguida después del descuento de Nueva Zelanda por la vía del line-out y el maul (rubricado por Sam Cane), los Pumas quedaron limitados a defenderse. Fueron más de 20 minutos en que All Blacks atacaba, los Pumas recuperaban, alejaban el peligro y vuelta a empezar. Fueron 20 minutos de puro tackle, entrega y concentración. Recién cuando ya se jugaba tiempo de descuento y la victoria estaba sentenciada llegó el descuento de Caleb Clarke.

Los Pumas habían jugado frente a Estados Unidos su último encuentro, en el cierre de la primera rueda del Mundial Japón 2019, del que quedaron eliminados en el grupo. Pasaron 13 meses sin partidos internacionales para el seleccionado argentino.

Durante la cuarentena, los jugadores debieron entrenarse en sus casas, en algunos casos en pequeños departamentos. La habilitación para comenzar las prácticas llegó más tarde de lo deseado, y cuando esto ocurrió fue sin contacto y hasta sin pelota. Se intentó hacer una burbuja sanitaria, pero explotó por una serie de contagios. Tuvieron que irse a Montevideo y, ni bien pudieron a Australia, donde se juega encapsulado el certamen. Allí recién pudieron juntarse los jugadores provenientes de la Argentina con los de Europa 10 días atrás. Todo esto mientras sus rivales jugaban competitivos Super Rugby locales y cuatro Test Matches entre sí. Sudáfrica, por caso, que atravesó una situación similar a la de la Argentina, optó por no participar aduciendo no estar en condiciones para tamaño desafío.

En el conjunto argentino regresó el wing Juan Imhoff, que no vestía la camiseta nacional en partidos oficiales desde el Mundial 2015, tras ser proscripto por la Unión Argentina de Rugby y por los entrenadores Daniel Hourcade y Mario Ledesma. Asimismo, se da el debut dio Santiago Chocobares como centro.

La última vez que se habían enfrentado argentinos y neozelandeses fue en el estadio José Amalfitani, el sábado 20 de julio de 2019. Terminó en victoria por 20-16 para los dirigidos por Steve Hansen. Hoy, la historia escribió una página distinta. Inolvidable. Única.

  • Argentina: Santiago Carreras; Gonzalo Delguy, Matías Orlando, Santiago Chocobares y Juan Imhoff; Nicolás Sánchez y Tomás Cubelli; Marcos Kremer, Rodrigo Bruni y Pablo Matera (c); Matías Alemanno y Guido Petti Pagadizábal; Francisco Gómez Kodela, Julián Montoya y Nahuel Tetaz Chaparro.
  • Suplentes: Facundo Bosch, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Santiago Grondona, Tomás Lezana, Gonzalo Bertranou, Lucio Cinti y Santiago Cordero.
  • Entrenador: Mario Ledesma.

Fuente: La Nación – Fotos: AP Photo/Rick Rycroft

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.