fbpx
AG Noticias
Locales

El tema «Género» vuelve a instalarse en el Concejo Deliberante

Es a través de dos proyectos de ordenanza que tienden a cubrir espacios que hoy no se contemplan legislativamente.

El tema «Género» vuelve a instalarse en el Concejo Deliberante de Alta Gracia. Es a través de dos proyectos superadores de la legislación actual, que fueron ingresados y que aguardan tratamiento.

Ambos proyectos, que directa o indirectamente abordan el tema «Género», están a disposición de la Comisión de Legislación General del Concejo Deliberante. Fueron elaborados por el edil Manuel Ortiz, y presentados con el aval del bloque oficialista. Legislarían para lo relacionado a los empleados municipales.

Al respecto, Manuel Ortiz dialogó con AGNoticias contando de qué se tratan estas iniciativas.

¿De qué se tratan estos proyectos?

Son dos proyectos. Uno que propone la modificación de un artículo de la Ordenanza 2147, que hoy regula las licencias de los empleados municipales. Actualmente no reglamenta las licencias y ahora queremos darle fuerza de ordenanza. Además, se modifica el concepto de «progenitora gestante», entendiendo que es la que lleva en su vientre al bebé. Cuando se habla de licencia por paternidad, cambia el concepto a «licencia por nacimiento de hijo o hija», incorporo el término de «progenitor no gestante» para tener en cuenta las familias diversas y los nuevos métodos de concepción».

¿Para ser más concretos, entonces?

Por ejemplo. Hoy en día, el padre tiene dos días de licencia, y de corrido. Nosotros lo llevamos a diez días hábiles. Estamos lejos todavía del objetivo, pero es un avance importante. Entendemos que la crianza tiene que ser compartida. En la ordenanza original, la mujer es la que siempre tiene más días, pero no solo por una cuestión médica y biológica, sino porque el concepto era que de la madre es la que tiene que criar a su hijo. Hoy el mundo cambió. Es cierto que la mujer necesita más tiempo porque tiene que recuperarse de un parto. Pero sí es importante que el hombre también acompañe a la mujer en ese proceso.

Habló de dos proyectos que fueron ingresados…

El otro proyecto es el que crea la «Licencia especial por violencia de género, o contra las mujeres». Hoy, una agente municipal que es víctima de violencia de género tiene que estar inventando licencias para poder atender su situación. Generalmente son licencias psiquiátricas que terminan perjudicándola en un proceso judicial. O saca certificados por enfermedad (cuando no lo es), o por asuntos personales, que es cuando se tiene que hacer un trámite. Hasta tenemos diagramada una campaña bajo el nombre «Las cosas por su nombre: no es enfermedad, es violencia de género».

¿Y qué contempla este nuevo proyecto?

Este proyecto establece una licencia de diez días hábiles por año calendario. A la vez le damos participación al Area Familia de la Municipalidad, contemplando la contención. Se busca activar los procesos de protección y contención de la mujer. El Area Familia tiene un papel fundamental en todo este tema.

¿Como se llega a la elaboración estos proyectos?

Para elaborar estos proyectos han tenido participación muy importante Mónica Prada desde la Dirección de Política de Género, la Secretaría de Salud a través del Area Familia con Daniel Ledesma y Noemí Olivero; también estuvo trabajando fuertemente Sonia Squarzoni por parte del Sitramag. O sea, no solo está la labor del concejal, sino de gente directamente relacionada con el tema «Género» desde distintos puntos de vista.

Estos dos proyectos ingresaron el 18 marzo, en lo que fue la última sesión del Concejo antes que se declarara la emergencia sanitaria. En aquel momento se dispuso que pasaran a la Comisión de Legislación General. Hoy, cuando todo tiende a normalizarse en el trabajo legislativo, pareciera ser que finalmente comenzarán a debatirse estos temas. O lo que es lo mismo, volver a priorizar lo importante por sobre lo urgente.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.