fbpx
AG Noticias
Nacionales

Distintos sectores rechazan la forma de protesta policial

La protesta policial de parte de efectivos de la bonaerense despertaron el rechazo de distintos sectores políticos y sociales.

En las últimas horas, distintas sectores políticos y sociales han emitido comunicados. Todos ellos rechazando la forma de protesta que asumieron los efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

Personal policial de uniforme, armado y rodeando la Quinta Presidencial de Olivos mereció el rechazo y el repudio de distintos sectores de la vida nacional. Lo hicieron saber a través de comunicados difundidos durante las últimas horas.

Rechazo desde el Socialismo

Este es el comunicado difundido por el Partido Socialista:

El Partido Socialista expresa su enérgico rechazo a la metodología de protesta adoptada por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires; manifestación que desde hace días enrarece el clima social y político de la Argentina.

Como lo ha hecho a lo largo de su historia, el Partido Socialista reafirma su compromiso con las instituciones democráticas y sostiene que un reclamo de estas características por cuestiones laborales o salariales, aún con legitimidad, debe canalizarse a través de las instituciones, como dispone el Estado de Derecho.

El país, sumido en el combate contra una pandemia que no da tregua y con una severa crisis socioeconómica como telón de fondo, tiene que presenciar la protesta que expresan masivamente miembros de una institución policial que, además y de manera intimidante, se concentran nada menos que a las puertas de la Quinta Presidencial de Olivos, entre otros lugares.

El Estado arma y equipa a policías para garantizar la seguridad ciudadana. Jamás ese equipamiento debe utilizarse o ponerse de por medio para forzar la resolución de un reclamo sectorial. La eventual legitimidad de ese pedido no habilita pasar por encima de la legalidad.

Una vez más, desde el socialismo apelamos al gobierno nacional para que convoque al Consejo Económico y Social, donde estén presentes todas las fuerzas políticas, más las organizaciones de la sociedad civil; para que por la vía del diálogo y el consenso se aporten a las autoridades nacionales propuestas para empezar a superar la crisis.

También el Partido Socialista hace un llamado a la responsabilidad a todas las fuerzas políticas, a las que insta a deponer mezquindades. Apela a la convicción democrática del oficialismo y de la oposición, para que ayuden a solucionar los problemas, y también a los medios de comunicación, para que con su trabajo hagan un sensato aporte a la unidad nacional.

Nuestra historia nos ha demostrado que el camino del desencuentro sólo trae perjuicio a la mayoría de las argentinas y los argentinos.

Desde el Frente de Todos

También el Frente de Todos emitió su opinión al respecto:

Las diputadas y diputados nacionales del bloque del Frente De Todos expresamos nuestro repudio y preocupación ante la manifestación de algunos efectivos armados de la policía bonaerense que rodearon tanto la Quinta Presidencial como la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

El legítimo reclamo salarial de las fuerzas policiales de la Provincia, luego de la desastrosa gestión económica del gobierno de Mauricio Macri, fue escuchado por el gobierno nacional y el provincial, que inmediatamente se pusieron a disposición para dialogar y dar soluciones.

Rodear la Quinta Presidencial y la Casa de Gobierno de la Provincia con efectivos armados que de ninguna manera representan al conjunto de la policía bonaerense, es una actitud de amedrentamiento que no puede aceptarse en democracia y debe ser repudiada por todo el arco político.

Las armas y los patrulleros que le otorgan la Constitución a las fuerzas de seguridad son para cuidar a los ciudadanos y ciudadanas.

Desde el gremialismo

La CTA Autónoma expuso su repudio

La CTA Autónoma repudia la sedición policial: un reclamo salarial no se puede convertir en una sublevación armada

Desde nuestra Central sostenemos que una demanda salarial no puede establecerse bajo una peligrosa amenaza a las instituciones y la democracia.

La presencia reciente de efectivos armados de la Policía Bonaerense en las inmediaciones de la Quinta Presidencial de Olivos y las declaraciones de sus voceros suponen un exceso en el legítimo reclamo.

No podemos estar ajenos al rol que han ocupado las fuerzas de seguridad en los momentos más oscuros de la historia de nuestro país y la región.

Lo ocurrido recientemente en Bolivia significa un claro ejemplo sobre cómo las fuerzas de seguridad pueden ser utilizadas para desestabilizar a un gobierno constitucional.

Por eso, insistimos en que un reclamo salarial no puede transformarse, bajo ningún aspecto, en una sublevación armada.

Como siempre, la CTA-A sostiene que el diálogo tiene que ser siempre la única vía para resolver cualquier tipo de conflicto; y reivindicamos nuestro compromiso absoluto con la defensa de la democracia por la que tanto hemos luchado.

Nunca Más.

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos

Esta institución también emitió comunicado fijando posición:

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) expresa su más enérgico repudio a las ilegales acciones de presión que viene desarrollando el personal policial en el territorio de la provincia de Buenos Aires. El despliegue de móviles policiales y la exhibición de armas aportan máxima gravedad a esas expresiones.

Estas conductas, basadas en la intimidación y la exposición de fuerza, importan prácticas extorsivas para con el gobierno democrático; prácticas que son inaceptables en el Estado de Derecho. En este sentido expresamos nuestra solidaridad y respaldo a las autoridades democráticas provinciales.

Desde APDH siempre hemos señalado que en nuestro país existe un modelo policial militarizado, autónomo, punitivista, arbitrariamente discriminador, que exalta la mano dura y los procedimientos violentos, que naturaliza los abusos de poder y encubre los delitos propios.

Los hechos que se están sucediendo en las últimas 24 horas confirman tal caracterización. Y también la necesidad urgente de reorientar ese modelo policial hacia otro centrado en el respeto y cuidado de todas las personas; uno que sea garante de la ley, que contribuya a la resolución de los conflictos que aquejan a las y los ciudadanos y que proteja el interés general de la sociedad. Especialmente de los sectores vulnerables que más necesitan esa protección.
Junto a ello también postulamos que el personal comprometido con esa misión sea tratado con la dignidad y el respaldo que tal trabajo requiere.

Frente al estado de situación rechazamos todo tipo de complicidad mediática y política con el personal policial insubordinado; exigimos el cese inmediato de todas sus ilegales acciones de presión, y llamamos a aferrarse al imperio de la ley; y generar políticas públicas tributarias de la convicción de que las únicas sociedades seguras son aquellas que garantizan la plena vigencia de los derechos humanos.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.