fbpx
AG Noticias
Actualidad

«Nos llevaron obligados a un lugar helado, sucio y sin comida»

Kevin, Nash, de Alta Gracia está en este grupo de repatriados que fue obligado a instalarse en Huerta Grande en pésimas condiciones.

«Nos llevaron obligados a un lugar helado, sucio y sin comida».

La queja partió de un grupo de cordobeses repatriados desde diferentes países. Los enviaron a Huerta Grande a cumplir la cuarentena, pero el lugar carecía de las condiciones mínimas de alojamiento.

A poco de llegar, y al ver las condiciones en que se encontraba el lugar, comenzaron los reclamos. No había calefacción, ni agua caliente, y el servicio era malo.La Provincia, tras las denuncias, procedió a su traslado a un hotel en la ciudad de Córdoba, prometiendo investigar lo ocurrido.

La situación sanitaria que se vive obliga a quienes retornan del exterior a cumplir cuarentena en un establecimiento supuestamente previsto para ello. Por eso fueron trasladados hasta Huerta Grande.

“Nos llevaron obligados a un lugar helado, sucio y sin comida. A la tarde nos trajeron a un hotel de Huerta Grande, estamos en una parte vieja del hotel, estamos aislados junto a unas 30 personas”, relató. Apuntó que había preparado una parte de su casa para hacer la cuarentena pero las nuevas disposiciones del Gobierno provincial hicieron que cambiara de planes.

“Soy muy respetuoso de los protocolos, de las leyes. Pero ellos dicen que es un hotel y en realidad hace un frío tremendo, la calefacción no funciona, no hay mesas ni sillas y anoche nos dieron una cazuela de polenta fría como comida”, expresó uno de los pasajeros. “No creo que el gobernador esté pagando por esto. Estamos hacinados, no hay agua caliente, anoche el baño se me inundó y no pude asearme. Vine de Brasil con un solo buzo y tuve que dormir vestido por el frío que hacía”, agregó.

Pasajeros de Alta Gracia

Kevin Nash, es de nuestra ciudad, tiene 27 años, y estuvo alojado en el mismo hotel.  “No había calefacción en los cuartos. Cuando llegamos estaban sucios, con cucarachas, telas de arañas. Tenemos fotos que lo muestran. A mí, el inodoro no me funcionaba. Tuve que desarmarlo para poder tirar la cadena. En todas las habitaciones algún problema parecido había”, explicó.

Kevin desde enero hasta mediados de febrero trabajó en un crucero en Filipinas. Luego, no pudo regresar, hasta esta semana.Asegura que tiene documentación de que en el crucero donde trabajó no hubo casos positivos de coronavirus. Igualmente, los protocolos indican que tiene que cumplir la cuarentena, y lo acepta.

“Veníamos desde Ezeiza sin comer ni tomar, porque no nos dieron nada. Cuando llegamos lo primero que pedimos fue agua”.

Varios de los alojados enviaron fotografías para mostrar la falta de limpieza y de mantenimiento en el establecimiento. 

La Provincia resolvió cambio de hotel

A las 19.45 de ayer martes, desde el Ministerio de Salud de la Provincia se informó que «se tomó conocimiento de la situación de cordobesas y cordobeses repatriados y alojados, para cumplimiento de la cuarentena en un hotel de Huerta Grande», y que en virtud de lo ocurrido «se ha ordenado el traslado de las 38 personas a dos hoteles de la ciudad de Córdoba».

La respuesta del Gobierno apunta además que «se ordenó una investigación interna para determinar las actuaciones sobre este tema».

Fuente: La Voz del Interior

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.