fbpx
AG Noticias
Salud

La Justicia obligó a padres a vacunar a su hijo

Un fallo de la Cámara Nacional en lo Civil dispuso la vacunación obligatoria a un bebé para evitar la hepatitis B y la tuberculosis.

El 28 de diciembre, en una clínica privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los padres de un recién nacido se negaron a que se aplique a su hijo las vacunas contra la Hepatitis B y la tuberculosis (BCG).

Con rapidez la Justicia salió a pedir, tras la denuncia del nosocomio, que las dosis se apliquen.

La causa se inició cuando desde la clínica privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, informaron que los padres de un recién nacido se opusieron a cumplir con el «calendario oficial» que prevé la aplicación de las vacunas anti hepatitis B y BCG (contra la tuberculosis). Vale remarcar que la institución tiene la obligación de denunciar si un recién nacido o un menor no fue vacunado cuando corresponde.

De esta manera, tomó intervención la Defensoría de Menores y logró el fallo de primera instancia, que fue apelado por los progenitores del recién nacido, quienes sostuvieron que su negativa se debía a que la vacunación de T. S. suponía un «alto riesgo para su salud con peligro de muerte súbita».

Según constancias del expediente, los padres aportaron un certificado médico donde  argumentaban que la falta de aplicación de las vacunas «de ninguna manera puede derivar en una pandemia o epidemia generalizada que ponga en riesgo la salud de la población».

La infectóloga Carla Vizzotti, quien trabaja en la Fundación Huésped, afirmó que «es falso que se diga que una vacuna puede provocar muerte súbita. No hay pruebas ni antecedentes que evidencien que la muerte súbita se pueda deber a la vacuna de contra la hepatitis B o la BCG».

«A los médicos nos cuesta bastante trabajo entender a padres y a pacientes que se pronuncian contra la vacunación. Están los anti-vacunas y los fundamentalistas, a quienes es imposible convencer», expresa la infectóloga pediatra Charlotte Russ. «Quizás nosotros tengamos algo de culpa porque no supimos explicar los beneficios de ciertas vacunas».

Miembro de la comisión de infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Russ afirma que «las vacunas pueden producir efectos adversos, aunque mínimos en relación a todo lo que protege. Tenemos que meternos en la cabeza que son imprescindibles para este bebé y para la población también».

Es así, que finalmente y a través de un edicto, la Justicia, ordenó a los padres a vacunar a su bebé, de lo contrario se realizará bajo apercibimiento de hacerlo de manera compulsiva.

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.