fbpx
AG Noticias
Deportes El Ilustre

Copa América: Llenemos las canchas

Argentina goleó a Bolivia y se clasifico primera en su grupo; ahora comienzan los duelos de eliminación directa y el rival será Ecuador. El Ilustre-AGNoticias llegó a la Copa América Brasil 2021. 

Lo qué hay para contar es realmente mucho. No sería justo para las emociones escribir sólo sobre el resultado de un partido de futbol. Quizá en las próximas líneas y de ahora en más, intente llenar las tribunas vacías de las canchas con lectores que viajen a través del texto para poner el color que la Copa nos tiene acostumbrados. 

Entonces los invito a participar de este viaje, leyendo, compartiendo y sobre todo, sintiendo. Para ser parte de esta Copa hay que imaginarse que todos juntos estamos acá. Alentando a la selección de Messi y compañía. 

Creo que la mitad de la valija la usé para ropa. La otra mitad está cargada con los buenos deseos de todos para poder tener una buena cobertura pero sobre todo lleno de “Trae la copa”. 

Es que el “trae la copa” implica y significa mucho más de algo tangiblemente imposible. No se trata de esperar que Argentina salga campeón e intentar meter la copa, que de por si no es fácil de disimular, en la mochila. 

Se trata de intentar expresar lo que se vive en este tipo de torneos. Llegar de alguna manera a cada uno de ustedes para que todos juntos podamos festejar. El deseo de la copa exige la necesidad de volver a abrazarnos, de volver a sonreír por cosas sanas. De creer en los sueños y las ilusiones. 

Llegué a San Pablo, el único destino desde Buenos Aires, Argentina. Por tierra no se puede entrar a Brasil y la incertidumbre de los aviones hasta último momento estaba latente. Por suerte pude viajar, ahora hay que ver como volver. 

El nuevo DNU dice que hasta el 9 de julio no se permiten regresos desde Brasil; incluso solo 600 personas podrán ingresar al país por día. Esperemos que la Copa América sea el pasaporte para ingresar otra vez. 

Desde el inicio de la Copa América, los partidos que se jugaron en Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso, fueron con altas temperaturas. De hecho el estadio está construido especialmente para soportar los calores en los partidos. 

El partido entre Argentina y Bolivia no fue precisamente el ejemplo; la llovizna, el viento y el frío se apoderaron de la ciudad. “No es normal que haga este frío acá” era la respuesta de los ciudadanos locales a la consulta sobre el clima. 

El Arena Pantanal fue construido para el mundial 2014, donde la selección llegó a la final pero no jugó ningún partido aquí. El del lunes fue el primero de Argentina. Y el último de esta Copa América 2021. 

No fue un partido más. Si bien Bolivia ya estaba eliminada, la selección debía ganar para clasificar primera y no depender de otros resultados. Pero lo más importante fue que quedará en la historia como el encuentro en que Lionel Messi se convirtió en el jugador con más presencias en el combinado nacional con 148 partidos. 

El enano, como si tuviera confianza con él, festejó con una asistencia formidable al “papu” Gómez en el primer gol, un gol de penal y un golazo por arriba del arquero para convertirse, hasta ahora, en el Máximo goleador de la competencia. 

Desde la tribuna de prensa se puede ver la simpleza con la que Messi juega, vive. Es que verlo jugar es realmente sentir la presencia del arte. No se quien habrá estado presente mientras Miguel Ángel o Da Vinci hacían de las suyas, pero imagino que deben haber sentido lo mismo que cada uno que vio a Messi con la celeste y blanca. 

En la entrada en calor pinta como un tipo que tranquilamente puede ser uno de nosotros en la previa del partido con los pibes o las pibas. Pero cada vez que toca la pelota, o esta pasa cerca de él, es como si las agujas del reloj se olvidaran para donde tienen que seguir. 

En relación al título del texto, enserio que se extraña el público. Es totalmente diferente e incluso me animo a decir que no es el mismo deporte del cual nos enamoramos. Ojalá en poco tiempo le denieguen la entrada al bicho a la cancha. Ojalá se erradique para no volver a molestar más. 

Igualmente, me quedo tranquilo que la emoción con la que se vive el himno es la misma. En los jugadores, representado un país. No solo Argentina, Bolivia, en el caso de este partido, también.

Ponerse de pie, cantar y respetar es realmente emocionante. Son minutos donde la música toma un protagonismo que viene desde otros tiempos. Es muy loco pensar que esas estrofas han sido reproducidas por absolutamente uno y cada uno de nosotros. 

En cada casa, en cada radio o TV, cada grito de gol y sufrimiento está plasmado en la cancha. Los de adentro son personas igual que nosotros, que los vemos más seguido pero sienten y quieren lo mismo. 

Un periodista boliviano me ofreció una campera cuando vió que estaba desabrigado, y ahí entendí donde estaba parado. No solo cubriendo una Copa América para dar mi opinión de un resultado frío. 

Lo que intentaré en lo que queda de este viaje, es compartir las historias de vida, emocionarnos con los abrazos imaginarios a causa de los goles. Voy a intentar llevar la Copa, a mi manera. Quiero que las canchas se llenen con cada uno de ustedes. 

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.