AG Noticias
Locales

Comerciantes se reunieron para pedir más seguridad en Av. Hipólito Yrigoyen

Un grupo de comerciantes se reunió en la esquina de Avenida Hipólito Yrigoyen e Intendente Peralta a reclamar por seguridad. A la reunión asistió Agustín Saieg, Director de Relaciones Institucionales y Políticas de Seguridad, quien mantuvo diálogo con los vecinos.

Lo primero que Agustín Saieg dijo, es que la municipalidad destina un área a pensar en políticas de seguridad para los vecinos de Alta Gracia. Luego expresó que desde el gobierno no pueden mirar para otro lado si los vecinos de la ciudad la están pasando mal. En ese plano, mencionó que es importante aclarar que Alta Gracia adhirió a la nueva ley de seguridad provincial.

Por su parte, los vecinos escucharon todo lo que el funcionario dijo, sin embargo se mostraron preocupados por los tiempos en los cuales tendrán una solución. «La guardia urbana pasa hasta cierto horario y luego deja de pasar. Entre medio, mientras no pasa, esto es una boca de lobo». A esto, más personas alegaron que las guardias pasan una o dos veces por día. «Necesitamos cámaras o luces para iluminar más la zona».

Ante este pedido, Saieg explicó que en lo que se piensa es en un plan más integral, que involucre más elementos para garantizar la seguridad. A esto, les entregó a los vecinos un folleto con un número para agregar al grupo de seguridad barrial, expresando que esta será una manera de mejorar la comunicación. «No nos sirve de nada enviar un mensaje una vez que ya robaron», reclamaron los comerciantes.

Otra de las propuestas involucra una mayor participación de la policía. Pamela Romero, dueña de una veterinaria que fue robada hace unos días, señaló que el día que vaciaron el lugar llamó cinco veces a la policía sin obtener respuesta. Ante esto, el funcionario dijo que gran parte de la seguridad está a cargo de la policía, sin embargo que el municipio está pensando en un proyecto para tratar estas cuestiones que se presentará en tres semanas. Se espera que el mismo entre en vigencia en, aproximadamente, tres meses. «Les mentiria si les dijera que esto va a estar para la semana que viene.»

Por último, los vecinos alegaron que si no hay una solución, no descartan la idea de cortar la calle como reclamo. «No es una amenaza, es que estamos cansados de esta situación. No abrimos los negocios a las ocho de la mañana porque no hay seguridad. Los vecinos nos vamos a defender como podamos.»

nakasone