fbpx
AG Noticias
Actualidad

Se nos fue Pepe, y las calles de la ciudad ya nunca volverán a ser las mismas

Su documento de identidad le adjudica un nombre y un apellido un tanto complicados; tanto que para todos desde siempre fue simplemente Pepe.

Pepe. El del Cine. El del Tajamar. El que antes acomodaba personas en las butacas y en sus últimos tiempos acomodaba cartones y botellas en donde fuera.

Querido Pepe. El personaje, la persona. El tipo siempre querible y por todos querido. Este periodista no sabe cuántos años tenía. Tampoco importa el dato. Mucho menos ahora que se nos fue y que con eso se ganó el pasaporte a la eternidad que da la memoria popular.

Porque Pepe era (es y será) una de esas figuras que no necesitan que nadie las encuadre ni las encierre en etiquetas. Gentil, desenfadado, amable, educado, sencillo. Buen tipo. De esos sobre los que algún día nuestros hijos nos preguntarán.

Porque no hace falta ser millonario para trascender. Ni siquiera sirve tenes estudios o rango social. Y eso Pepe lo sabía. Y por eso lo saludaba desde la señora gorda de tacos altos, hasta el albañil de jean lleno de cal y gorra con visera.

Chau, Pepe… ¿todo joya, amigo? Que el destino te lleve al cielo de los buenos para seguir volando como siempre lo hiciste, con las alas de la imaginación…. te vamos a extrañar mucho, ¿sabías?

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.