AG Noticias
Actualidad

Ya hartos, vecinos piden por nota que el Municipio reubique el boliche «Punto Límite»

Los vecinos dan cuenta de cuán afectados están por el funcionamiento del boliche en la zona. Piden que se lo reubique según lo establece el POUT.

Varias decenas de vecinos y comerciantes que viven o trabajan en inmediaciones del boliche «Punto Límite» elevaron hoy una nota al Intendente y al Concejo Deliberante solicitando se solucione lo antes posible el tema.

Hoy por la mañana, los firmantes de la nota dieron ingreso de la misma. Se hizo por Mesa de Entradas, pero se elevaron copias al Departamento Ejecutivo, al Concejo Deliberante, a Asesoría Letrada, Atención al Vecino y a Inspección General.

En varios de su párrafos, el escrito da cuenta de los problemas e inconvenientes que cada fin de semana acarrea el funcionamiento de este local bailable. Se hace referencia no sólo al volumen del sonido, sino a las peleas callejeras, las botellas rotas que quedan en las veredas, las personas que salen alcoholizadas y hasta se denuncia escenas de sexo en veredas oscuras de los alrededores.

Recordemos que el último fin de semana, Punto Límite fue clausurado por la Municipalidad luego de comprobarse que el local funcionaba como «after», una actividad para la cual no está autorizado. En este sentido, la nota de los vecinos también hace referencia a que el boliche funciona en un lugar de la ciudad donde el POUT (Plan de Ordenamiento Urbano y Territorial) no lo permite.

Acá valga una aclaración: el boliche en su momento fue autorizado por el Ejecutivo a funcionar aún fuera de lo establecido por las ordenanzas, a través de un decreto de excepción a las normativas vigentes. Habrá que ver qué pueda suceder siendo que el comercio no se habría ceñido a lo establecido en el permiso otorgado (por ejemplo, en lo referido a los horarios de funcionamiento).

Hartos de estar hartos

Por todo lo expuesto, sobre el final de la nota, los vecinos reclaman al Intendente Marcos Torres que «se de el cumplimiento de la ordenanza y la reubicación del local bailable en cuestión». El objetivo, de acuerdo a lo notificado es que se recupere «la tranquilidad, el orden y la higiene que por derecho tenemos todos los ciudadanos de bien de nuestra querida Alta Gracia».

Habrá que ver ahora qué cartas se juegan tanto desde el Ejecutivo como desde el legislativo locales. Ahora, la pelota está en terreno de los funcionarios. O mejor dicho, más que nunca está en su terreno.

ESTE ES EL TEXTO COMPLETO DE LA NOTA PRESENTADA POR LOS VECINOS

                                                                                               Alta Gracia, 27 de Enero de 2020.

Municipalidad de Alta Gracia

Sr Intendente Municipal

Dr Marcos Torres Lima

S_________/_________D

                                              Los abajo firmantes, vecinos y comerciantes de la ciudad de Alta Gracia, específicamente de barrios Cafferata y Cámara, nos dirigimos a Ud a los fines de ponerlo en conocimiento de los padecimientos que sufrimos semana tras semana debido a la presencia del local bailable denominado “Punto Límite”.

                                               Los fines de semana para nosotros son realmente días en donde nuestro stress se encuentra en su máxima expresión; es muy difícil convivir con la música con volúmenes tan elevados que a veces provocan la vibración de los vidrios de nuestras ventanas, razón por la cual nuestro descanso se ve claramente alterado. Muchas veces se le ha solicitado personalmente al responsable de dicho local que baje el volumen de la música, acción que se ve cumplida pero transitoriamente porque apenas transcurre un lapso de tiempo el volumen está nuevamente a niveles insoportables.

                                              Desgraciadamente no sólo es el volumen lo que nos molesta, el estado de ebriedad con el que los asistentes al local salen los lleva a cometer diferentes actos que están muy lejos de permitir la buena y sana convivencia entre conciudadanos. Paso a enumerar:

-gritos y riñas en la vía pública, en donde muchas veces hubo intervención policial, y hasta heridos porque se ven al otro día los rastros de sangre en las veredas

-corridas con gritos por las calles del barrio

-jóvenes de ambos sexos orinando y defecando en las veredas o lo hacen dentro de los porches de las viviendas

-botellas de vidrio tiradas

-vasos con bebidas en las veredas de las cuadras circundantes

-emesis (vómitos) en las entradas a las casas y negocios

-borrachos tirados en las veredas

-obstrucción de los ingresos a los garages

-escenas de sexo en la parte más oscura de las veredas

-agresiones a las viviendas con botellas de vidrio

-autos y motos que aceleran al máximo, y a veces hasta “picadas” en la avenida

-rotura de cartelería, cestos de basura, árboles jóvenes, porteros eléctricos

                                           Y quizás la lista pueda ser más extensa pero no menos preocupante. Además quienes deban pasar por esta zona en horario de salida del boliche es prácticamente imposible: son agredidos verbalmente, si son mujeres son acosadas con dichos impropios y vulgares, y a riesgo de ser “acompañadas” por estos personajes provocando situaciones de tensión y hasta temor.

                                          Ahora debemos agregarle el funcionamiento del boliche como “after”, infringiendo el horario de las 6 am como horario de cierre que le corresponde por ser un local bailable; las puertas del lugar permanecen cerradas pero en su interior se continúa con la música y el expendio de bebidas alcohólicas. Cómo sabemos  de su funcionamiento? Por el volumen de la música y muchos de nosotros que nos dirigimos a hacer compras en los horarios de las 10, 10.30 am vemos salir jóvenes de ambos sexos con los vasos de bebida del interior del local.

                                            Hoy en día, debido a estos excesos que cometen los jóvenes, las noticias nos han inundado con relatos de hechos de violencia desmedida llegando hasta la muerte, como ocurrió en Villa Gesell con Fernando Baez Sosa de tan solo 19 años, hecho lamentablemente conocido por todos y que también preocupa a todos; como vecinos de esta ciudad rogamos que nunca tengamos que lamentar una víctima fatal por culpa del consumo descontrolado de alcohol y otras sustancias, que lleva a los jóvenes a la violencia sin razón. Nosotros como padres tenemos la tarea de educar, controlar y contener a nuestros hijos, y el municipio la suya estableciendo reglas y normas, y haciéndolas cumplir.

                                          Haciendo hincapié en esto último tenemos entendido que luego de la aprobación del nuevo POUT este local bailable no debería estar ubicado en una zona prácticamente céntrica como lo es av del Libertador al 800, la zona que les corresponde es la misma que ocupa hoy “República de Güemes”, pasando el barrio Portales del Sol; no entendemos por qué “Punto Límite” aún no se ha trasladado a pesar de las normas vigentes.

                                         Sr Intendente: le solicitamos a Ud y por su intermedio a quien corresponda, el cumplimiento de la ordenanza y la re ubicación del local bailable en cuestión; de ese modo los vecinos y comerciantes de Barrio Cafferata y Cámara recuperaremos la tranquilidad, el orden y la higiene que por derecho tenemos todos los ciudadanos de bien de nuestra querida Alta Gracia.

                                         Presentamos este escrito con copia a los dos bloques del Poder Legislativo, a la dirección de Atención al Vecino, a la Asesoría Letrada y a la oficina de Inspección General de la Municipalidad de Alta Gracia. Esta nota es presentada embestida en carácter de Pronto Despacho; solicitamos sea anexada al expediente número 1614/08.

                                         Sin otro particular y a la espera de una respuesta favorable, lo saludamos muy atte.-

laporta