fbpx
AG Noticias
Locales

Omar Allende: «el hombre para presidir la UCR es Germán Rodríguez»

Omar Allende: "el hombre para presidir la UCR es Germán Rodríguez"

La interna de la UCR pasa por la primera etapa de las definiciones. De cara al plazo para presentar listas comienzan a tejerse posibilidades y no pareciera ser sencillo compatibilizar ideas, expectativas ni apetencias personales.

Omar Allende, quien hoy por hoy preside el Comité local de la UCR hizo un análisis de la situación, cuando se acerca diciembre, el mes cuando deberá estar todo definido en el plano interno del partido centenario.

Luego de hacer un análisis de la situación del país, y de trasladar ese panorama a Córdoba, le pedimos que «bajara» a Alta Gracia, el cuadro de situación.

El radicalismo de Córdoba apareció dividido en las últimas elecciones, ¿hoy cómo está?

Hay un radicalismo que cree que hay que volver a la Lista 3, meternos en los Comités para adentro, y estamos el radicalismo que a nivel provincial tiene como referente más importante a Mario Negri, y en el que se enrolan Jure, Ferrer o De Loredo, por ejemplo. Un importante espectro partidario que cree que hay que fortalecer el radicalismo y así liderar la alianza Juntos por el Cambio

Bajado al plano local, ¿se pueden compatibilizar ideas y proyectos en Alta Gracia?

Pasa que luego del análisis ideológico está lo personal. Ahí es donde se complica todo. Entran a jugar los egos… «que yo quiero presidir el radicalismo», «que yo quiero ser congresal o delegado…» y no se sientan a analizar los que nos conviene como partido. Hoy vos escuchás voces de amigos que hoy cumplen funciones a nivel provincial, concejales o tribunos de cuenta que quieren cargos partidarios. ¿Cómo es eso? Si ya la sociedad te encargó trabajos muy fuertes, que es ser oposición en el gobierno. ¿También querés conducir el partido?

Usted es muy hábil declarante para decir cosas sin dar nombres… está hablando de personas y de egos…

Es que a mí me gusta dar conceptos y no nombres. A ver. Voy a dar un nombre porque es amiga mía y porque sé que no está en esta actitud de la que hablo. Por ejemplo, Amalia Vagni hoy preside el bloque de concejales y lo que menos pretendo es que ella quisiera ser presidenta de mi partido.

O sea…

Primer concepto: si sos funcionario no podés ser autoridad partidaria. Segundo concepto: si querés presidir el partido, primero tenés que rendir cuentas de qué hiciste en las últimas elecciones. El año pasado hubo en todos lo niveles del Estado y hay amigos a los que no se los vieron en esas elecciones y hoy quieren presidir el partido. Tenés que mostrar que poseés vocación de servicio, que querés conducir con conceptos ideológicos al partido, y no como un hermoso trampolín para una futura candidatura.

Afirma que no cualquiera puede ser autoridad de partido…

Yo he sido cuatro veces presidente del circuito, y en las oportunidades que fui por interna lo primero que aclaraba al afiliado es que no iba a ser candidato a nada. Es el mínimo nivel de estatura ética y moral ante una candidatura.

¿Hay plazos para definir el asunto interno?

En diciembre tienen que estar las listas anotadas, y en marzo sería la elección. Todo en potencial por lo que se está viviendo. Pero más allá de la pandemia, las instituciones tienen que fortalecerse, estar vivas. Por ejemplo, yo fui a la audiencia pública por COSAG. Fui en nombre de la UCR y pregunté dónde estaban los otros partidos. ¿No les interesa un tema tan importante con el agua de la ciudad? No le dan el rol que debe tener un partido.

Y volviendo al plano interno, ¿cómo se define?

No digo que haya ni gente buena ni mala en el radicalismo. Digo que hay muchachos muy apurados por dirigir el partido sin antes haber demostrado que tienen condiciones o capacidades. Yo no tengo medias tintas, para mí la persona llamada a reemplazarme y a presidir los próximos años el radicalismo es Germán Rodríguez. Lo tiro al debate, pero para mí es una persona con condiciones, intachable desde lo ideológico, inteligente, capaz, formado…

¿Reúne el beneplácito de todas las líneas internas?

Seguramente que no. Creo que pude haber elecciones internas, pero no me asustan, al contrario. Lo mejor es que sea el afiliado el que decida quién presida el radicalismo.

Se está hablando de «recambio generacional», ¿cómo le cae eso?

Si. Por ahí veo algunos amigos que quieren aprovechar esta renovación de autoridades para hacer un «recambio generacional», ¿Qué esto del recambio generacional? ¿Que por ser más jóvenes vamos a ser más capaces?. Nada te garantiza capacidad. Por ahí no entiendo esa situación. Obviamente que los recambios políticos en los partidos son difíciles y por ahí los viejos tenemos la maña de querernos quedar para siempre, pero no es cuestión de decir «saco los de sesenta, pongo los de treinta y a los del medio, saco una máquina de picar carne y los pico a todos».

Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.