fbpx
AG Noticias
My Pichichude

My Pichichude: Sarna, la enfermedad del picor

Bienvenidos a esta nueva edición de My Pichichude. Hoy les traigo una de las enfermedades zoonóticas más comunes, que puede afectar a una gran gama de especies, incluyendo a los humanos: Hablamos de La Sarna.

Espero que disfrutes esta hermosa canción ♥: Un Día Feliz.

La Sarna

La sarna es una enfermedad de la piel producida por diferentes especies de ácaros, pequeños artrópodos que en la mayoría de los casos son inocuos. Algunos se encuentran en el polvo, otros en la vegetación, y una parte son parásitos, es decir, necesitan un hospedador del que dependen para poder subsistir. En este último grupo se encuentran los ácaros de la sarna, los cuales se asientan en la piel y se alimentan de restos de células epiteliales, queratina y sebo. Estos están presentes en todo el mundo y en cualquier época del año, e infectan a un gran número de especies animales, incluyendo los de compañía, como perros y gatos. Además, es considerada una enfermedad zoonótica, ya que también pueden padecerla los seres humanos.

¿Escabiosis o Sarna?

La escabiosis es un tipo de sarna, generada por una familia en particular de ácaros. «Escabiosis» también es el término utilizado con mayor frecuencia para referirse a casos en humanos, mientras que «sarna» se utiliza más comúnmente para animales.

Cómo se contagia la sarna

La sarna es considerada una zoonosis, una enfermedad de los animales potencialmente transmisible al ser humano, aunque solo determinados tipos de sarna son contagiosos. La forma de transmisión más habitual es el contacto directo con un animal afectado o por medio de fómites infectados (mantas, juguetes, cepillos). Aunque su sintomatología puede ser muy molesta, muchas formas de sarna son localizadas, incluso remiten espontáneamente en unos días, y en caso necesario hay tratamientos medicamentosos eficaces frente a ella, tanto para los animales como para los humanos.

Tipos de Sarna

No todas son contagiosas, tal es el caso de la sarna demodécica. Los tipos de sarna contagiosas son comunes en animales jóvenes, con problemas del sistema inmunitario o patologías de la piel, y animales que viven en condiciones poco salubres, hacinados o con falta de higiene. Los ácaros responsables se reproducen rápidamente, e invaden áreas específicas de la piel, provocándole tanta comezón que puede llegar a causar costras, eritema (enrojecimiento), inflamaciones, heridas semejantes a picaduras y caída del pelo, que se van extendiendo por el cuerpo al progresar la enfermedad.

• Sarna Demodécica

Se produce por un ácaro, del género Demodex, que forma parte de la piel normal de todos los perros. Solamente provoca la enfermedad cuando el número de ácaros se multiplica en exceso debido a una bajada de defensas, a causa de otras enfermedades subyacentes (estrés, hipotiroidismo, cáncer), o tratamientos inmunosupresores. También existen animales predispuestos genéticamente, como los de raza pura y pelo corto (Shar Pei, dóberman). No es contagiosa a los humanos. Existe una forma localizada y una forma generalizada, más grave, que se extiende por todo el cuerpo.

Síntomas: 

La principal forma en la que se manifiesta esta variedad es a través de calvas, también pueden aparecer costras en la zona de la cabeza y el cuello, especialmente alrededor de los ojos y los párpados.

Diagnóstico y Tratamiento:

El diagnóstico requiere de raspados de la piel o arrancar algunos pelos para examinarlos. Si se confirma la presencia de la sarna demodécica y no es un problema generalizado, bastará con aplicar alguna crema en las zonas afectadas, y/o bañar al perro con un champú específico, y utilizar acaricidas para reducir la comezón y la inflamación de la piel. Sin embargo, si se ha generalizado o afecta a las patas, el veterinario recetará comprimidos orales para pulgas y garrapatas, entre otros tratamientos.

Sarna Sarcóptica

También denominada «escabiosis canina«, está causada por Sarcoptes scabiei var. canis, un ácaro capaz de excavar milimétricas galerías en la piel. Este tipo de sarna puede afectar a otras especies, como el gato o el zorro, y es transmisible al ser humano.

Síntomas:

  • Ataca principalmente la piel de las orejas, codos, corvejones, cara y parte inferior del pecho.
  • Su aparición es repentina.
  • El animal se rasca fuertemente en las áreas mencionadas, lo que hace que se inflame la piel y pierda pelo.
  • Son muy características las costras en las puntas de las orejas.
  • En las últimas etapas, la piel se endurece y se forman costras, presentando un aspecto en escamas y de pigmentación oscura.
Sarna Sarcóptica

Diagnóstico y Tratamiento:

El diagnóstico se basa en los síntomas y, de ser necesario, el veterinario analiza una muestra para confirmar su presencia. El tratamiento para la sarna de este tipo consiste en baños con productos acaricidas, uso de antibióticos si ya hay infección y un buen control del entorno para eliminar los huevos que haya en la cama o en las zonas en las que suela estar el perro. Es muy importante que quienes aplican estos tratamientos usen guantes para evitar el contagio de sarna. 

• Sarna Cheyletiella

Esta sarna también se conoce con el nombre de «caspa ambulante«, debido a su sintomatología. Su agente etiológico es Cheyletiella, y puede afectar a perros, gatos, conejos y seres humanos. La produce un ácaro de color rojizo que causa comezón intensa y descamación de la piel. La sarna cheyletielosis se contagia fácilmente entre perros y gatos. 

Síntomas:

En la piel aparecen escamas, como si se tratase de caspa que se mueve. La descamación puede ocasionar picor. El ácaro, dado su tamaño, es fácilmente observable.

Sarna Cheyletiella

Diagnóstico y Tratamiento:

Su diagnóstico es sencillo pues basta con observar la piel del animal con una lente de aumento, y ver los ácaros rojizos en movimiento sobre la piel descamada. El tratamiento para la sarna de este tipo es sencillo, debido a que la mayoría de los productos para pulgas son eficaces, y eliminan el ácaro rápidamente. 

• Sarna otodéctica:

El ácaro que la provoca pertenecen a la especie Otodectes cynotis y se sitúan en el conducto auditivo. Es mucho más frecuente en gatos, aunque los perros, especialmente los cachorros, también pueden sufrirla. El ser humano no se ve afectado.

Pese a que se suele dar en la parte del oído externo, si la infestación prolifera se puede llegar a extender a la zona de la cara.

Síntomas: 

Irritación, picor y lesiones provocadas por el rascado en las orejas. Es probable que también aparezca una secreción de color marrón oscuro. Este tipo de sarna es poco probable que afecte a otras partes del cuerpo.

Diagnóstico y Tratamiento:

Acude a tu veterinario, que te recetará un acaricida ótico. Es importante que sigas las instrucciones de tu veterinario y completes el tratamiento para evitar la reinfestación. Durante el tratamiento, los ácaros pueden escapar de las orejas y refugiarse en otras zonas, provocando picazón. Por ello, debes bañar a tu mascota con un champú con piretrinas durante un mes. Los productos antipulgas son eficaces.

• Sarna Notoédrica

Es un tipo de sarna y propia de gatos. Muy contagiosa y se puede propagar muy rápidamente entre los miembros de un grupo que conviven juntos. Se trata de una dermatitis que puede afectar más a gatos jóvenes y debilitados. Está provocada por el ácaro Notoedris cati. Se transmite por contacto, ya sea directo o indirecto, a través de las larvas del parásito.

Síntomas:

Lesiones con costra, por lo general en la cara y en el borde de las orejas. Sin embargo, pueden extenderse por el resto del cuerpo.

Diagnóstico y Tratamiento:

El diagnóstico se realiza por medio del raspado cutáneo que se valorará posteriormente al microscopio. Para terminar de forma eficaz con el problema y en función de la gravedad y extensión del problema, el veterinario puede recomendarnos desde productos específicos para el baño hasta tratamientos inyectables u orales.

• Sarna pneumonyssoides:

El ácaro responsable se llama Pneumonyssoides caninum y se da en la nariz de los perros y otros carnívoros. No es muy frecuente y normalmente no causa síntomas graves. En caso de infestaciones masivas puede provocar estornudos crónicos, hemorragias nasales y secreciones nasales. Se transmite de un perro a otro por contacto de la nariz.

Mejor prevenir que curar 

La forma más eficaz de combatir la sarna es previniéndola, aunque también sabemos que esta enfermedad cutánea se puede curar con el tratamiento adecuado y los cuidados necesarios. Se trata de un proceso lento que hace sufrir a nuestra mascota por los signos sumamente molestos.

Para prevenir la sarna seguiremos las siguientes pautas:

  • Mantendremos una buena higiene diaria de nuestro fiel amigo, además de proporcionarle baños mensuales con un champú adecuado y cepillados diarios.
  • Mantendremos también una higiene adecuada de su entorno.
  • Evitaremos su contacto con animales que puedan estar contagiados por sarna y, en caso de sospechar que el nuestro la padece, también evitaremos su contacto con otros para que él no la transmita a los demás.
  • Respetaremos el calendario de revisiones veterinarias, desparasitación (externa con pipetas e interna con pastillas) y vacunación.
  • Es muy importante como prevención contra la reaparición de la sarna, la cual se da muy fácilmente, alargar el tratamiento lo máximo posible e ir a varias revisiones seguidas al veterinario hasta poder confirmar con gran certeza que el problema ha desaparecido.
  • Trataremos también a todos los demás animales que pueden haber estado en contacto y desinfectaremos todas las cosas como mantas, camas, collares, comederos, bebederos, etc.
  • Proporcionaremos una alimentación adecuada y sana para que esté fuerte.
  • Para evitar la sarna otodéctica debemos proporcionar un buen cuidado e higiene de los oídos a nuestra mascota.

La prevención de la sarna, en cualquiera de sus variantes, pasa por la correcta higiene del animalito y de su entorno. Si convives con varias mascotas, es necesario separar aquellos que tienen sarna de los sanos.

RECUERDA: ANTE CUALQUIER SÍNTOMA O DUDA, LLEVA A TU MASCOTA AL VETERINARIO.

Si te gustan los animales tanto como a nosotros, visitanos en nuestra página de Facebook@mypichichude

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

veterinaria LAPORTA