AG Noticias
Platea preferencial

Es parte de nuestra historia: películas basadas en la dictadura del 76

Platea preferencial es una columna pensada para hablar de cine. Saliendo del lado formal y periodístico de AG Noticias; la columna se propone a recomendar películas, comentar films y a brindar «datos color» de actrices y actores pertenecientes a Hollywood, cine argentino y cine independiente. En esta ocasión, recomendaremos algunos films basados en la dictadura del 76.

Con la llegada de «1985, Argentina» a los cines, nuestro país ha reavivado la necesidad de recordar todos aquellos crímenes atroces de lesa humanidad que acontecieron durante la dictadura del 76. Ocurre que desde 1976 hasta 1983, la Argentina sufrió sus años más oscuros y sombríos. Si bien recordar estos hechos es doloroso, también es necesario para entender nuestra identidad como país. Es que el cine, si bien sirve para entretener, también es una valiosa herramienta para educar y para retratar la realidad. Por eso, con toda la seriedad que es debida, presentamos algunas películas basadas en la última dictadura cívico- militar que sufrió Argentina.

Cuarteles de invierno

Dirigida por Lautaro Murúa y con un toque de humor negro entre tanto drama, Cuarteles de invierno es una cruda metáfora de la realidad argentinas de los años ’70. Aquí tenemos a dos protagonistas, por un lado un boxeador en decadencia y un cantante de tango. Ambos se reúnen en un pueblo del interior y establecen una fuerte amistad. Los militares preparan un festival y necesitan de la ayuda del púgil y del cantante. Cabe mencionar que la película está basada en la novela «Cuarteles de invierno» de Osvaldo Soriano y fue la última película de Lautaro Murúa. La duración del film es de 115 minutos.

La deuda interna

En este film, el director Miguel Pereira trae a colación otra arista totalmente oscura de la dictadura del 76: se trata de la guerra de Malvinas. La historia nos traslada a Jujuy, donde un joven indígena estudiante conoce a un maestro rural recién llegado de la Capital Federal. Entre ambos nace una amistad que se interrumpe cuando al estudiante le toca el servicio militar y es convocado a participar en la Guerra de Malvinas. Cabe destacar que la crítica fue muy benévola con esta película, que está tan bien hecha que ganó el máximo premio en el Festival de Cine de Berlín en la terna perteneciente a obras de corte político. La duración del film es de 106 minutos.

La historia oficial

La historia oficial quizás sea la película más conocida basada en la dictadura. Aclamada por la crítica y con un premio de la academia en su haber, La historia oficial ya es un clásico argentino. El film se basa en los últimos años de la dictadura, cuando una profesora de historia comienza a preguntarse por el origen de su pequeña hija adoptiva. Si bien las actuaciones en este film son fenomenales, la premisa y la incorporación de Las abuelas de la plaza de mayo son tan prolijas que ponen la piel de gallina. Sin duda alguna, una película que hay que ver si o sí. La duración del film es de 112 minutos.

La noche de los lápices

Esta película también trae un atroz hecho a colación: se trata de la noche de los lápices. La historia está contada a través del único sobreviviente. Siete adolescentes de la ciudad de La Plata son secuestrados, torturados y asesinados a raíz de sus protestas por el aumento del boleto estudiantil. Basado en un hecho real, este drama es uno de los films más emblemáticos del cine testimonial argentino sobre los crímenes de la dictadura del 76. El film tiene una duración de 108 minutos.

Los chicos de la guerra

Finalmente, una película de drama bélica. Aquí se retratan en profundidad las atrocidades ocurridas durante la guerra de Malvinas. El largometraje se enfoca en tres protagonistas. Se trata de tres jóvenes de distintas clases sociales, que son descritos desde sus propias infancias -tan diferentes entre sí- hasta los traumáticos regresos del conflicto bélico en el Atlántico Sur -en donde los tres ya tiene una experiencia similar-. La premisa remarca la tragedia y como las clases sociales no importan ante la grandeza y hostilidad de una guerra. El film tiene una duración de 100 minutos.

laporta