fbpx
AG Noticias
Editorial

Arriba las periodistas: ¿Cómo repensar nuestro rol en tiempos de cambios?

Arriba las periodistas: ¿Cómo repensar nuestro rol en tiempos de cambios?

Hoy 11 de Marzo, se conmemora el Día Nacional de la Lucha contra la Violencia de Género en los Medios de Comunicación, como así lo indica la ley N.º 27.176. Esta ley, sancionada en el año 2015, busca protegernos a las mujeres de monstruos machistas que ejercen el periodismo, o lo consumen, a lo largo y ancho del país.

Desde mi humilde opinión, es increíble que en siglo XXI se tenga que sancionar una ley que, en cada uno de sus artículos, reza silenciosamente la palabra «igualdad». ¿Por qué tenemos que pedir igualdad? Digo, en innumerables ocasiones hemos probado ser igual de capaces que los hombres de escribir correctamente notas periodísticas. Aún así, es necesaria una ley que nos proteja. Bien.

Pese a que esta ley no debería ser necesaria, lo es. No quiero profundizar en el tema, pero el grado de machismo que hay contra la mujer periodista es tan alto, que resulta ofensivo. Se que no hablo solo por mí, sino por todas y cada una de mis compañeras, al decir que estamos totalmente capacitadas de ejercer esta hermosa profesión desde una mirada crítica y atinada.

Pero no es mi misión, ni la de este editorial, adentrarme en el mundo del machismo contra la mujer periodista. Lo que busco, simplemente, es explicar porque la violencia de género en los medios de comunicación debe parar ya mismo.

Las críticas a la mujer periodista

Nuestra participación en los medios de comunicación es necesaria. Sin embargo, es uno de los hechos más cuestionados desde que la mujer periodista nace.

Nunca vi cuestionamientos hacia un periodista hombre acerca de su ropa, su orientación sexual o sus opiniones políticas. Sin embargo, todo eso empieza a importar cuando una mujer está frente a una cámara o detrás de un ordenador. Ni hablar de la curiosidad agresiva con la cual se analiza nuestro puesto en algún medio: «¿habrá hecho algo para llegar hasta ahí?»

Son muchas las ocasiones en las que somos cuestionadas. Todo, sin poner el ojo en donde realmente importa: nuestra escritura o cobertura en los medios. Nos merecemos críticas reales acerca de nuestra profesión que no estén condicionadas por ser mujeres. Ser mujer no es una condición, y menos una que nos vuelve inferiores.

Todas estas críticas llegan al mismo punto de consenso: la discriminación. Desde mi punto de vista, es retrógrado que el hecho de ser mujer indique inferioridad, pero eso sigue ocurriendo. Es una problemática tan real, que duele. Por eso es importante que alcemos la voz en contra de la violencia de género en los medios.

Repensarnos como mujeres periodistas

En este día, opto por el cambio y la evolución. La evolución de la mujer periodista a una mujer mucho más fuerte y libre en los medios. Repensemos nuestro rol, y la importancia que tenemos en los medios. Nuestra escritura debe ser una que muestre la empatía y sensibilidad, hablando siempre desde nuestro conocimiento.

En uno de sus ensayos, la escritora feminista Kameron Hurley expresa: «Habrá hombres, sí, montones de hombres, que darán por sentado que escribes géneros que no escribes, como si las mujeres solo escribieran sobre vampiros y hombres lobo; menos oportunidades para ti, como mujer, de tener críticas. (…) Es duro. Aunque si te quedas en la partida, te prometo que acabarás siendo una experta en este juego.»

Y esa es mi propuesta: repensarnos con el futuro que merecemos en nuestras manos. Que no nos vean como inferiores, sino como sus iguales. Que nos quedemos en la partida y ganemos el juego. Que, desde el profesionalismo y el amor por el periodismo, alcemos nuestras voces para gritar las injusticias que padecemos. Que nos veamos como lo que somos: mujeres periodistas fuertes.

Por eso, en este día, invito a seguir la lucha. Así, aunque lleve tiempo, un día no habrá más violencia de género, ni discriminación en los medios. Y todo será como lo merecemos.

Advertisement
Advertisement

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.